Paleta de sombras de ojos DIY

Hola a todas!

Últimamente estoy un poco desengachada del blog: no saco tiempo! Tengo que ponerme al día.

Hubo comentarios en el post de los cupcake de jabón animándome a venderlos para bodas, bautizos,... Me voy a animar a hacerlo! No sé si abriré aquí una pestaña dedicada a ello o un blog aparte... No sé, pero lo haré!


La gente me ha preguntado que cómo es eso que dejo la oposición. Ya os lo conté en otro post, pero bueno, repito: ha sido un abandono forzado debido a que no se ha convocado mi especialidad. Y otros dos años de supervivencia sin papá/marido sustentador como que mis ahorros no lo soportan ya. A buscar curro toca!

No creo que haya sido tiempo perdido.
Nunca se pierde el tiempo cuando persigues un sueño.
Aunque salga mal la cosa.

Anoche vi una película que me gustó mucho: Adventureland. Estaba la vapirita y el frikazo (vamos, la Kristen Stewart y el protagonista de la película de Facebook "La red social", Jesse Eisenberg). Os la recomiendo. Va de amor de verano, pero sin caer en demasiados topicazos y guarreridas españolas tipo "American Pie" o arrebatos románticos me-corto-las-venas a lo "Tres metros sobre el cielo". Una historia bastante normal, de estas que nos han pasado. Y creo que es eso lo que la hace especial.

Y mientras veía la tele, tras un día dedicado a la limpieza de la casa, me puse a depotar sombras y a montar la paleta que os enseño hoy.

No tengo demasiadas sombras, aunque sí las bastantes como para que me coman espacio y me dé pereza usarlas. Desde que descubrí las paletas de sombras quise depotar las que tenía sueltas y montar una con ellas pero, ¿dónde las ponía? No me apetecía comprar ninguna paleta, así que ahí se quedaron. Hasta ahora.


Un día en Alcampo vi que habían montado "la feria del euro", un espacio en el que todo costaba un euro. Y allí vi que tenían cajas metálicas de lápices de colores de buen tamaño a un euro: genial! También valdrían los estuches metálicos (se llevaban hace veinte años, no sé ahora), sobre todo esos que tienen la friolera de dos pisos (uao!!).

Normalmente estas cajas cuestan más, diez euros o más en las papelerías. Así que estad atentas a chinos u ofertones de estos, porque son perfectas para hacernos paletas de sombras.


Lo primero es sacar los lápices de la caja (no jodas!) y depotar las sombras. Para depotar (=sacar los godet de la cajita) hay un procedimiento distinto según sea la cajita, dependiendo de la marca. Las mías eran de Kiko, Korres, Maybelline, Deliplus,... Para las de Kiko primero hay que sacar con mucho cuidado el cerco de la cajita con la punta de un cuchillo. Con mucho cuidado, porque de un movimiento brusco se nos puede ir el cuchillo y estropeamos la sombra.



Después se ponen sobre las placas de la plancha del pelo caliente uno o dos minutos. Para que no se estropee la plancha se puede poner un trozo de papel de horno entre medias. Tras uno o dos minutos el pegamento de la base del godet se habrá derretido.


A continuación, con cuidado, con la punta del cuchillo levantamos poco a poco y despegamos el godet. Si se resiste no forcéis: a la plancha otro minuto. Como el godet es metálico al sacarlo estará muy caliente: no lo toquéis. Yo lo trasladé con el mismo cuchillo y lo dejé sobre papel hasta que se enfriara.



Las sombras que no eran de Kiko las calenté con la plancha y después hice palanca con el cuchillo metido entre el godet y la cajita con muuucho cuidado.

Algunas de las sombras las tenía rotas y aproveché para repararlas con alcohol: unas gotas hasta ablandarlas y después se aprieta uniendo los trozos. El alcohol se evaporará, así que no hay que preocuparse de que se quede en la sombra. Y la sombrita "como nueva". Bueno, vale, al menos utilizable.

Una vez los godets estén fríos, las sombras reparadas,... las pegamos en la cajita. Yo usé cinta de doble cara pero sería perfecto usar imanes, que para eso la cajita es metálica. Si se compran son bastante caros (al menos donde yo los he visto, en tiendas de bricolaje). Pero también se pueden coger de los  imanes que regalan de publicidad para la nevera.


En el otro lado de la cajita pegué dos espejitos (uno venía en una sombra de Deliplus y otro estaba despegado de un espejo de bolso que compré hace años y no uso). Y adorné con pegatinas de animalitos.


¡Listo! ¡Mi paletita de sombras! ¡Ahora sí que las usaré más!

Me gustaría en el futuro tunear la tapa de la cajita, pintarla de blanco y hacer algún dibujo... Pero como no tengo ni pinturas ni ideas por ahora mejor la dejo así. Si la tuneo ya os la enseñaré.

¡Y eso es todo por hoy!
Y vosotras, ¿con qué se os ha ocurrido haceros una paleta de sombras?

¡Besos marujiles!

Acuario Company y otras empresas de estafa piramidal.

Atención a todos los que buscáis curro, que se están publicando anuncios de empresas que en realidad son estafas piramidales!


Me metí el otro día en Laboris.net y vi una oferta interesante, de formador comercial para una empresa que yo no conocía, llamada Acuario Company.

Estuve investigando sobre la empresa. No tenía web ni nada parecido, lo que me parecía muy raro, ya que en la oferta ponía que tenía miles de trabajadores por todo el mundo.

Sin embargo, encontré un blog en el que se advertía contra esta empresa y contra otras. Entre ellas una empresa en la que hice una entrevista hace unos tres o cuatro años: Rey Kaizen. Podéis leer la entrada de ese blog aquí. Las empresas estafadoras que menciona son las siguientes: Real Marketing, Maestra Marketing, Neón (o Neon), Narnial Corporate, Maestra Marketing y Desarrollo, Rey Kaizen, Force Marketing, DNA Marketing, Performance Group, GRS Spain, Intel Group (la verdadera Intel debería hacer algo!), Grupo LH, NJL Bering Factory, AMD o AMB, The Best Marketing, Allianc Consulting, BCN Growing,...

Cuidado que no sólo están en Madrid, que esta gente están por todas partes. Los de Acuario Company sin ir más lejos acaban de abrir una oficina en Málaga al lado de la Casa del Libro: cuidado!

Si vosotros o alguien de vuestro entorno va a hacer una entrevista a estos sitios leed ese post. No tiene desperdicio.

Acuario Company, Rey Kaizen y las demás son un timo en toda regla. Es indignante que pretendan engañar a los que estamos en paro aprovechándose de nuestra situación. Somos parados, no imbéciles. Estas empresas cambian de vez en cuando de nombre, lo que supongo que dificultará la acción de los Inspectores de Trabajo. Porque si no, no me explico qué hacen que no les enchironan a todos.

Os cuento la entrevista que tuve hace unos años en Rey Kaizen, para que estéis avisados si os encontráis en una situación así.

La entrevista de la tía Maruja

La entrevista era, supuestamente, para un puesto de comercial (algo que no me gusta nada, pero eran malos tiempos, como ahora). Al subir a las oficinas había unos chicos esperando, "la competencia". La música estaba altísima, era Kiss FM puesta a todo volumen, algo inapropiado para una oficina. Dolía la cabeza y los oídos. No sé por qué no dije nada. Por vergüenza o algo. Por estupidez. Había unas pantallas de televisión, planas, sobre la pared, con la MTV puesta.

Las secretarias eran dos caribeñas vestidas caribeñamente. El tipo de vestimenta que jamás se pondría un trabajador de oficina al menos por estas latitudes. Cutre. De chino de la calle Bravo Murillo y con mal gusto. Parecían muy atareadas yendo de un sitio a otro, pero daba la sensación de que en realidad no hacían nada productivo. No era muy tarde, pero llegó una chica, caribeña también, y se puso a fregar. No estaba vestida adecuadamente (como se viste la gente de limpieza en las oficinas), era como si yo misma hubiera cogido el mocho y me hubiera puesto a fregar enseñando pechuga a lo pornochacha. Esquivó torpemente nuestros pies (por un momento pensé que nos pediría que los levantáramos) y acabó de fregar. El mobiliario era de IKEA. De IKEA de verdad, que por aquel entonces me sabía el catálogo de pe a pa. Era como si acabaran de llegar a ese edificio dos días antes y hubieran ido al IKEA de San Sebastián de los Reyes a llenar el carro. Hice un cálculo rápido: unos 2000 euros, televisores incluídos. Oficina de risa.

Cuando llamaban por teléfono para citar gente a la entrevista, las caribeñas vocalizaban mal el nombre de la empresa. Después descubriría que era para que la gente no lo entendiera y no la buscara en internet, no fuera que encontrara posts de advertencia como este. Por eso una de las formas de localizar el tema es buscando en internet los móviles desde los que llaman (sí: llaman desde móvil, ni centralita ni nada! Qué cutres!). Estas empresas tienen Facebook (cutre, comentando el fútbol), mostrando oficinas que no poseen y blogs cutres con cuatro entradas y vendiéndose una empresa a otra (no serán todas la misma?). Y lo mejor de todo: su correo es un arroba gmail.com. Es que ni dominio web tienen ni correo institucional!!!

Sigo. Cuando llegó mi turno entré en un despacho. La entrevista me la hizo un tal Gustavo, argentino como él solo por su verborrea (=diarrea verbal), aunque con un acento un tanto extraño. Aquello no fue una entrevista. En una entrevista te tienes que vender tú y el entrevistador vende un poco la empresa y el puesto. Pero no se vende a sí mismo. "Coñ*, lo mismo quiere ligar..." pensé al principio.

Cogió mi currículum y le echó un vistazo rápido. Se quedó sorprendido y me preguntó que cómo era posible que a mi edad hubiera logrado ciertas cosas. Esa fue la única pregunta que me hizo. A partir de ahí me contó su vida. Me habló de los países del mundo en los que había trabajado (me los iba señalando en un mapamundi que tenía sobre el escritorio bajo el cristal, como cuando tienes diez años y te lo ponen ahí para que te estudies los países). Me habló de que era dueño de la empresa. De que era un hombre ambicioso que había logrado todo lo que se había propuesto en la vida. De que conducía un coche caro. De que era maravilloso y estaba feliz de conocerse a sí mismo. Así cuarenta minutos.

Me descubrí a mí misma sonriendo al argentino y a la vez haciéndole una peineta bajo la mesa para descargar tensiones y evitar llamarle imbécil.

La tía Maruja en medio de la entrevista de trabajo.

Finalmente, por fin (alabado sea Dios), acabó de hablar y me dijo que, si era seleccionada, me llamarían para seguir el proceso de selección. La segunda prueba consistiría en un día de estar trabajando de forma no remunerada "porque es la mejor forma de ver cómo trabajas". 

No te jode!!!!!!!
Ser puta y poner la cama!!!!

No hubo forma de que me dijera qué tipo de contrato se haría ni la remuneración ni qué producto se vendería, aunque mencionó que trabajaban con Vodafone entre otras marcas. Sí comentó que yo pronto llegaría a ser gerente, como forma de engatusarme.

Llegué a casa y reflexioné. Aquello olía a chamusquina. El hombre había estado hablando todo el tiempo de sí mismo, como queriéndome hacer ver que si un tipo como él trabajaba ahí yo debía desear hacerlo para llegar a ser como él. Fuera el que fuera el maldito trabajo a desempeñar.

El problema era que él no era el tipo de persona que me impresiona (sino de los que me dan asco, grima y repelús, por no decir pena). Ni el tipo de jefe que quisiera tener en la vida.

Es más, era el tipo de persona a la que
no deseo conocer ni tener cerca.
Es que el pobre por no poder no llegaba ni a
"hijo de puta", sino que se quedaba en "perfecto imbécil". Un tipo patético.

Alguien supuestamente dedicado a vender y que por no saber no se sabía vender a sí mismo, ni a su producto ni a su empresa.

Por supuesto que llamó esa tarde. Seguro que llamó a todos los que fuimos esa tarde. Se lo dije claro: "he estado pensando y no quiero trabajar allí". No hizo preguntas y enseguida colgó, como si yo hubiera descubierto de qué iba la cosa. Una estafa piramidal. Sólo espero que los chavales de aquella tarde no hubieran picado tampoco. Ni que nadie lo haga con la Acuario Company que ahora busca gente en Laboris y otros medios.

He investigado un poco. El tal Gustavo ni dueño era de Rey Kaizen. Según el Boletín Oficial de 19 de Enero de 2010 el dueño es un tal Cobb Justin-Charles, administrador solidario junto a Shebly Randa Nassir y han cambiado de domicilio social a la calle López de Hoyos 135. Otra de las sedes famosas de estas empresas de estafa piramidal está en la calle Velázquez 100, en Madrid. Ahí está la tal Acuario Company.

Desde aquí hago un llamamiento a Laboris, Infoempleo, Infojobs,... a que hagan una criba adecuada de las ofertas de empleo que publican, eliminando las empresas-timo y demás estafas piramidales. Ya os vale.

¡Besos marujiles!

Cupcakes de jabón

Os presento mis cupcakes de jabón. Son perfectas para detalles o regalos de bodas, bautizos y comuniones. O para cumpleaños. Mientras, andan decorando mi casa por todas partes...

Parecen cupcakes comestibles pero son todas de jabón natural 100% hecho a mano con el proceso en frío (nada de jabón de glicerina, sino que tiene mucha manteca de karité, aceite de oliva, cariño y paciencia). También la nata es de jabón: montado a punto de nieve, como la nata de verdad, y después metido en la manga pastelera para decorar. Los colores son todos naturales, por ejemplo, el de chocolate lleva cacao Valor.

Lo bueno es que no engordan y al mismo tiempo son todo un manjar para la piel :D

Os dejo con las fotos!


¡A merendar!

Cupcake doble de chocolate y fresa. Y coco rallado.

Dos de las peques posando.

La más glamurosa, de fresa y nata.

¿Nos vamos de picnic?

Foto de grupo chic. Con sus mejores galas.

Mirándose al espejo a ver si están guapas.

La cupcake Harry Potter, con sus estrellitas y su varita.

¡Menudo atracón me pegaba yo!

Puedes ver otra tanda de cupcakes de jabón que hice para una boda aquí.
Y mi tutorial para hacer jabón en pastilla a mano aquí.

¡Besos marujiles golosos!

Cómo ser profesor en la escuela pública sin opositar

Dejo la oposición. Si ya es duro decidir opositar, también lo es dejarlo, no os creáis. Pero la convocatoria acaba de salir y no hay plazas de la especialidad que estaba preparando. Eso tras sufrir dos cambios de temario. Un maltrato en toda regla. Han hecho la convocatoria pensando con los pies: tampoco hay ni una plaza de profes de secundaria de Lengua ni de Mates. Eso sí: sí hay para Latín y Griego. Fundamentales para la vida moderna. En fin.

Si eso ya cabreaba a vuestra tía Maruja, más me he cabreado con infojobs. Al buscar trabajo me encontré con una oferta de empleo extraña. Una tal Fundación "Empieza por Educar" buscaba "participantes" para formar parte de un tal "Programa ExE". Aquí parte del anuncio:

La Fundación "Empieza Por Educar", miembro de la prestigiosa red internacional "Teach For All", te presenta una excelente oportunidad para empezar tu carrera profesional: el Programa ExE. (...) Ofrecemos una experiencia profesional de 2 años, a tiempo completo y remunerada, formación y apoyo continuos para ser un excelente profesional de la enseñanza, trabajando en la educación de alumnos de centros de secundaria en situación vulnerable en nuestro país, formándolos tanto a nivel académico como en valores, aspiraciones y acceso a oportunidades de futuro.

Sonar sonaba bien. Buscaban gente a la que iban a formar y que iban a trabajar durante dos años de profesores. Pero algo no me cuadraba: iban a ser profesores ¿de qué? Y lo más importante ¿dónde? ¿¿En centros de secundaria?? ¿Pero para eso no hay que opositar?

Estuve investigando. De verdad que me esperaba que esta gente diera clase en algún cole privado, pero no: imparten clase en los colegios públicos!!!! Sí, esos en los que hay que opositar para sacar plaza!!!!! Esos que a mí no me han ofertado ni una!!!!

Voy a por un poleo, que ahora viene lo fuerte.
Y a pasar un momento por el baño, se me han revuelto las tripas.

Sigo. Esta Fundación pertenece a una tal red "Teach For All", definida en varias fuentes como secta liberal. Que yo sepa, no hay ningún comunicado desmintiéndolo. Esta información no la puedo contrastar, claro, pero sí lo que sigue.

Como os decía, esta gente está impartiendo clase en los coles públicos. Lo hacen en virtud de un acuerdo firmado entre dicha Fundación y, como no podía ser de otra manera, con Espe(ranza Aguirre)! El acuerdo tiene como marco la "Orden 1556/2011, de 18 de abril, por la que se establecen las bases reguladoras de la concesión de subvenciones para el desarrollo del programa Refuerza en los institutos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid". Esta Orden afecta a la Comunidad de Madrid, aunque los de "Empieza por Educar" también actúan en Barcelona, bajo un programa similar.

El programa Refuerza ofrece por una parte actividades extraescolares y por otra refuerzo para estudiantes con dificultades especiales.

Y digo yo: ¿por qué no tiran de interinos para estas actividades y tienen que tirar de una empresa privada? ¿Por qué al mismo tiempo que entra esta gente en la escuela pública se eliminan profesores interinos o funcionarios de Compensación Educativa (que son los que venían realizando estas tareas)?

Que digo yo que la Comunidad ahorrar dinero en realidad no ahorra, ya que lo mismo que paga un interino paga a esta Fundación (y a otras que habrá, Fundaciones, claro, que fiscalmente sale mejor que ser empresa). En concreto, al programa este en 2011 se han destinado cinco millones de euros del ajustado presupuesto de Educación. Repito: ¿¿¿¿por qué no tiran de interinos???? O de voluntarios. Porque en Voluntarios por Madrid (del Ayuntamiento) sólo piden voluntarios en el ámbito educativo para muy pocos centros. Si hay tanta necesidad de luchar contra el fracaso escolar, ¿por qué no posibilitan ser voluntarios en todos los centros públicos? Parte de los opositores estaríamos encantados, sobre todo si luego puntuara algo en la fase de concurso. Pero claro, mejor que se mueva dinerito.

Repito de nuevo:
¿¿¿¿por qué no tiran de interinos????

La respuesta es muy sencilla. Basta ver quién está detrás de la Fundación "Empieza por Educar": los compis de padel de la Espe & Co.

"Me encanta dar pelotazos"

La presidenta del Patronato de la Fundación es Ana Patricia Botín (sí, la hija de su padre). Y en el currículum de los patronos aparecen empresas como Acciona, Cobega (embotelladora de Coca-Cola), Goldman Sachs, Microsoft, UBS, Mac Kinsey,... Y con eso pretenden mejorar su imagen (karma personal y el de la empresa en que trabajan).

Vamos, gente con cargos gordos de responsabilidad en multinacionales y que no se han preocupado por la educación de este país (y menos por la pública!) hasta que alguien les ha sugerido lo chuli que es formar parte de una Fundación y poner la mano para que caigan fondos públicos. Sólo hay una honrosa excepción de un tipo relacionado con el ámbito universitario, supongo que escogido para "equilibrar" un poco la cosa. Las personas con más o menos experiencia educativa aparecen sólo en los niveles más bajos de la Fundación, entre los tutores de los participantes.

Que hablen de "participantes" y no de "trabajadores" es mosqueante. Espero que no sea por evitar pagar siquiera el salario mínimo interprofesional con la excusa de que les dan formación (todo apunta a que les facilitan el Master de Profesorado, enseñanza oficial hoy día requisito para impartir clase)... Chavales que posiblemente tengan que lidiar con unos compañeros de centro, funcionarios e interinos, que quizá paguen con ellos el justificado cabreo.

No sé qué tan contentos pueden estar los que ya son participantes de esto. Pero claro, si no tienes alternativas, te pagan y te comen el coco,...

Y lo que más me inquieta de toda esta historia es que ok, a esta gente les caen cinco millones de euros porque son amiguitos de. Pero ¿a cambio de qué?

¡Me lo llevo!

PD: me ofrezco para infiltrarme en la Fundación, de forma remunerada, para reportajes, cadenas de televisión, cámaras ocultas,...
Ahí queda la cosa.

¡Besos!

Cómo hacer jabón paso a paso: tutorial con fotos!

¡Hola!

Hoy os traigo un tutorial para hacer jabón en casa. Es fácil, relajante, gratificante y recuperamos una tradición de época de nuestras abuelas.

Ellas usaban aceite reciclado. Con aceite usado de la freidora (colados los posos), por ejemplo, se puede hacer un jabón estupendo para fregar. Si no tenéis, pedidlo a la vecina o al bar, estarán encantados de dároslo y no tener que ir a tirarlo al punto limpio (sí: los aceites se llevan a un punto limpio, no se pueden tirar por el fregadero, son súper contaminantes!!!!). El jabón de aceite reciclado no huele a fritanga, la sosa se come los olores.

Si usamos aceite limpio, podemos usar el jabón para lavarnos, beneficiándonos de las propiedades de cada aceite y las cosillas que le echemos al jabón (arcillas, aceites esenciales,...) Nada que ver con los jabones comprados. Sobre todo si se tienen problemas de piel, irritaciones, bebés, etc,... vamos, yo no me lo pensaba.

El jabón es, básicamente, agua, sosa y aceite. Manipular la disolución de sosa y agua es peligroso (produce una reacción que emite vapores tóxicos y puede provocar quemaduras si te salpica). Por eso lo primero que os tengo que contar es que hay que adoptar una serie de medidas de seguridad:
  • Gafas de seguridad (o las de la piscina) y mascarilla (la compré en Leroy Merlín).
  • Guantes de los de lejía.
  • Ir vestidos apropiadamente (no hacer esto en bikini).
  • Tener a mano una botella de vinagre abierta: si salpica la sosa, el vinagre la neutraliza.
  • No usar nada de aluminio. Mejor cristal, cuchara de madera, cubos de plástico,...
  • Los instrumentos que usemos para hacer jabón sólo los usaremos para eso, incluída la batidora. Yo compré una de esas de 10 euros.
  • Las medidas son importantes, es necesario pesar los ingredientes.
  • Que no haya niños ni mascotas pululando mientras hacemos jabón. Recluídlos en un lugar cerrado, ponedles un vídeo, llamad a Teleabuelo, lo que sea. Pero nada de "Mamá, qué haces?? A veeerrr!!?? Tocarrrr".
  • Haced jabón en un sitio bien ventilado.
Para saber las proporciones de cada cosa, es bueno usar una calculadora de saponificación, como ésta. En ella se eligen los aceites o mantecas que queremos que tenga nuestro jabón y vamos jugando con las cantidades. Nos devuelve la cantidad de agua y sosa que necesitamos y las características que, con esas proporciones que estamos poniendo, tendría nuestro jabón.

Yo decidí hacer un jabón con aceites de oliva (300 g), coco (80 g), almendras dulces (40 g) y mantecas de karité (40 g) y mango (40 g). Pero porque era mi segundo jabón. El primero simplificad y haced uno de oliva y coco y ya. O de oliva sólo. No os compliquéis para empezar.

En lugar de agua me dio por poner una infusión de frutos rojos. El agua mejor bien fresquita, porque cuando añadamos sosa se liberará mucho calor y así no se nos sube tanto la temperatura.


Echad la sosa al agua, nunca al revés, ya que puede saltar! Yo lo hago por si acaso en el fregadero y en una jarra de cerveza que sólo uso para eso y que es práctica por eso de que tiene asa. Dad unas vueltas con una cuchara de madera y dejad enfriar, ya que la reacción generará mucho calor. Se pone a unos 90ºC. Iros a hacer ganchillo, a ver una tanda de publicidad de Antena3... y volved a la media hora. Una pena que la variación de pH tan bestia se haya cargado el colorcito de la infusión, me gustaba el color fresón... En fin, de ilusión también se vive.


Derretid en un puchero los aceites y las mantecas en el fuego. Si no ponéis mantecas, no hace falta calentar.


Echad los aceites en el recipiente de cristal o cubo de plástico donde vayamos a juntar todo.


Sobre los aceites, verted la solución de sosa. Dad unas vueltas con una cuchara de palo...


... y meted la batidora. Salpica bastante. Aquí veis cómo, previsora, tapé un poco la cocina con periódico.


Al principio la mezcla es líquida, pero poco a poco se irá haciendo más densa. Lo que tarde depende de la combinación de aceites, porque la primera vez me tardó más de media hora y esta vez un par de minutos.


El punto que debe tener la mezcla al final es como de natillas y se dice que "alcanza la traza". Es cuando se marcan surcos del batido, si hacemos una raya con la batidora se queda marcada (la traza) y si la batidora gotea se queda el chorretón sobre la mezcla. Mejor una foto.


En este momento se echan los aromas y los colorantes. Y luego se echa en moldes, preferiblemente de silicona para desmoldar mejor después. Me animé a usar una botella como molde. Yo no eché ningún colorante, pero sí eché aroma de mango y mirtillo a una parte de la mezcla. Dicen que, según los aromas, aceites esenciales, etc que eches, puede que se haga tan densa la mezcla que luego cueste un montón enmoldar. En mi caso tuve suerte y enmoldé sin problemas.

Golpead los moldes contra la encimera, para asentar la mezcla y tratar de que no queden muchas burbujas de aire atrapadas. A continuación hay que abrigar el jabón. Se envuelven los moldes con plástico transparente de cocina y se les abriga con toallas, mantas,... En estas primeras horas se inicia el proceso de saponificación y el jabón desprenderá mucho calor.

Como el vinagre neutraliza la sosa, yo friego la cocina y los cacharros que se han usado con vinagre y ya luego con el Fairy o lo que uséis. Vamos, que se queda todo como los chorros del oro.

Cuando veáis que el jabón ya está duro, al día siguiente o a los dos días, el jabón ya se puede desmoldar y cortar. El jabón que metí en la botella lo corté en lonchas, pero como el dibujo de la botella no era recto, salieron unas tajás muy... artesanales. Casi que me gusta más así, jejeje!! Se corta con botella y todo y luego se pela la rodaja del plástico como si fuera una loncha de chorizo. Si queréis que los bordes estén pulidos esperad a que endurezca mucho antes de sacarlo de la botella. Si no, queda a lo gotelé (que a mí me encanta!). Y el culo de la botella precioso. Para que veáis que no hace falta gastaros dinero en moldes, basta que no sean de aluminio!!! Así que si usáis bricks de leche forradlos antes de plástico de cocina. Lo que sobre de trocitos que se desprendan o se adhieran a los moldes no lo tiréis: haced una pelotilla o un dado de jabón.



En este momento se puede marcar el jabón con un sello comprado o hecho o hacerle dibujitos a punta de cuchillo.

Muy mono, sí, peeeeero no se podrá usar hasta que se cure, en unas cuatro semanas. Si lo usamos antes puede quedar sosa sin saponificar. Hay otro método llamado método en caliente (este que os he contado es en frío) que permite usar el jabón antes.

Hay que ser paciente!! Yo lo pongo a secar sobre una bandeja con un periódico (donde anoto la receta y la fecha en que está hecho) y un papel de cocina por si suda (la primera vez me pasó, soltó unas gotitas unos días, este lleva unos días y no ha sudado. Yo qué sé).

Ya la siguiente vez probaré a hacer algo más sofisticado, quizá a hacer dibujitos de distintos colores. Ya tengo mono!!!
Qué ganas de usar el jabón!! Olerá? No olerá? Hará espumita??? Ayayayayayyyy!!!! Qué paciencia hay que tener!!!

¡Besos marujiles!

¿Te ha gustado el post?
¡Apúntate a la Newsletter de LTM y no te pierdas nada! Haz click:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...