Receta de salteado de quinoa, tofu y verduras. ¡Plato único!

Hoy os traigo una receta de esas que son plato único y tanto nos gustan en verano: un salteado de quinoa y tofu con verduras. Es apta para veganos. Yo no lo soy, pero el mundo de los vegetarianos, veganos,... es muy rico, no todo son frutas y verduras: de ellos se aprende mucho y se "importan" alimentos que pueden suponer todo un descubrimiento. Ha sido el caso de la quinoa y del tofu, que antes ni sabía lo que eran y ahora de vez en cuando caen fijo.



receta salteado quinoa tofu verduras

Ingredientes

1 puñado de quinoa
♥ Un tercio de bloque de tofu
♥ Verduras variadas
♥ Media cucharada de aceite de sésamo
♥ Una cucharada de salsa de soja
♥ Una cucharada de agua


La quinoa es un cereal rico en proteínas. Es algo cara, pero he encontrado alternativas más baratas (y orgánicas) online, comprándola en iHerb o en Vitacost (links con códigos de descuento en el menú lateral). La que uso en esta receta es quinoa roja, la que tenía en aquel momento (esta que os enseñé aquí), rica en hierro. A veces sale un poco amarga: el truco para que no pase es lavarla en crudo varias veces con agua fresca de grifo antes de hervirla.

El tofu es también rico en proteínas. Es algo insípido, lo que lo convierte en un alimento muy versátil: coge el sabor de aquello con que lo cocinemos. Se puede comer tal cual en ensalada, a la plancha,... Me pega muy mucho con vinagre o con salsa de soja. Cada vez se encuentra más fácilmente, sin ir más lejos en Mercadona, pero gracias a Subflava descubrí un par de supermercados orientales que venden el bloque de tofu a 75 céntimos cerca de la Plaza de España en Madrid, toda una ganga.

El aceite de sésamo lo compré en una tienda oriental, pero a veces se ve en supermercados. Le da un toque de fruto seco, como de restaurante chino, muy rico al plato, pero si no lo tenéis usad el aceite de oliva de toda la vida.



receta salteado quinoa tofu verduras

Procedimiento


  • Se lava la quinoa varias veces para evitar que salga amarga.
  • Se hierve la quinoa: una parte de cereal por tres de agua. Os daréis cuenta de que ya está lista cuando el grano haya doblado su tamaño y se le vean todos los tallitos con forma de "coma". Cada tipo de quinoa requiere de más o menos tiempo, pero en unos 15-20 minutos debería estar lista.
  • Mientras tanto, calentar en una sartén el aceite de sésamo, la salsa de soja y el agua y saltear las verduras troceadas y el tofu (escurrido y cortado el cubitos). No suelo cocinar del todo las verduras, prefiero que queden al dente. Así son más sanas si cabe y el plato tiene un aire a restaurante oriental.

Ya sólo queda emplatar: mezclándolo todo o a lo finolis, colocando el salteado encima de una cama de quinoa.



receta salteado quinoa tofu verduras


¡Espero que os guste! ¡Pasad buen día!

Pedido iHerb Julio 2015

Ayer llegó el cartero con el paquete del último pedido a iHerb. Hay comida, productos de tratamiento facial y maquillaje. Hay cosas que estoy loca por probar y cosas que cuando las he visto me he preguntado que por qué lo habré pedido. En fin. Que una es humana. Repasito rápido y próximos posts sobre las cosillas que merecen la pena que se destaquen. Cuando hice el pedido a Vitacost lo hice así y creo que gustó (tengo que subir aún alguna review, se acumula la tarea). ¡Pónganse cómodas!





Quinoa Living Now (+). Un par de paquetes de quinoa que llegan a tiempo de sustituir a la que acabo de terminar y también a tiempo de esas ensaladas de verano que tanto apetecen ahora.
Mezcla de especias Fiesta Lime de Mrs Dash (+). (ups, no está en la foto) No conocía la marca hasta que Adaldrida nos habló de ellas. No contienen sal y no son GMO, algo que ayer mismo descubrí que significa que no contiene ingredientes genéticamente modificados. Nunca había pensado que las especias podían ser transgénicas, ya bastante tenemos con la soja o el maíz, pero parece ser que sí. El paquete llegó a la hora de la comida, así que sazonamos un asado y quedo rico-rico, sabroso y con un punto picante agradable hasta para los que como yo no somos muy fans del chile.
Get started clarifying, Kit de cinco pronductos de cuidado facial para pieles grasas y "activas", de Andalou Naturals (+). Me apetecía probar los productos de tratamiento de la marca Andalou Naturals. Como no me decidía por cuál y teniendo en cuenta que hay algún que otro viaje a la vista, opté por un kit. Me apetecía más el kit de luminosidad, pero sus productos incluyen algún que otro ingrediente fotosensible, no muy recomendable en verano. De ahí que optara por este, dirigido a pieles grasas. Contiene un gel limpiador, un tónico astringente, un exfoliante, una hidratante oil-free y una crema de noche.
Serum facial DIY Booster de Andalou Naturals (+). Leí la palabra serum, vi que tenía un factor de protección solar de 30, leí los ingredientes (contiene Q10, aloe como primer ingrediente, extractos vegetales chulos),... y no consulté cuáles son los filtros solares de este producto. Mea culpa. Si los hubiera visto, no lo hubiera comprado, ya que contiene algunos que están en entredicho. Me informaré y os contaré los resultados de mis pesquisas.
Face cleansing strips de Nu-pore (+). Vi que estas tiras para los puntos negros estaban a 0,50 dólares y las eché a la cesta. Ahora que las tengo en mis manos veo que contiene siliconas y parabenos. Ouch. Quiero limpiar mi conciencia pensando que al fin y al cabo se trata de un producto que se retira, que no está destinado a permanecer mucho rato en la piel. Tampoco voy a estar en tensión todo el rato con estos temas, ¿no? Pues eso, que a ver si funcionan.
Lip shimmers de Sierra Bees (+). Se trata de un pack de cuatro bálsamos labiales con color (nude, pink, red y mauve) de una de las marcas blancas de iHerb y que ya conozco por los bálsamos labiales clásicos, que no faltan en el bolso. Ahora mismo están en promoción: venden los cuatro por menos de cinco dólares, lo cual mola más cuando te das cuenta de que llevan aceite de argán (que lo que se dice barato no es). INCI limpio, de libro.


 Mineral foundation con SPF 15 (tono medium beige) de elf (+).
 Mineral blush (tono rose) de elf (+).
 Mineral eyeshadow (tono earthy) de elf (+).
Estos tres productos suponen mi primera incursión en el maquillaje mineral sin guarrerías. Me queda un chorrete de una base de Bourjois y listo, se acabó. No tiene sentido cuidar la piel con productos naturales para luego echar encima siliconas, pero tampoco veo muy eco que digamos tirar a la basura lo que ya tenemos. Creo que el paso a lo bio es algo gradual y el maquillaje ha sido la última etapa de este camino.
Estos maquillajes de elf demuestran que existen productos con INCI limpio a un precio irrisorio. Los tres productos juntos (base, colorete y sombra de ojos) me han costado unos diez euros. Aclarar que no todo lo de elf es natural, ni siquiera todo lo de su gama "mineral" (manda eggs). El post de lo que sí y lo que no de elf ya está en el horno.
Bonus track:
Cucharas de medir (+ no son exactamente las que me han mandado, pero por si las buscáis las del link son parecidas), regalito-cortesía inesperada de iHerb. Aparentemente no tiene mucha utilidad pero sí, ya que cuando una sigue una receta de alguien de Estados Unidos todo son "cups" y vete a saber cómo son las "cups" americanas. Por de pronto he mirado a ver si "table spoon" se corresponde con la cuchara del Ikea y lo clava.

Por si alguien quiere echar un vistazo, os dejo el link a los productos al lado de cada uno, pinchando en el símbolo "+". Algunos también los venden en Vitacost, otros sólo en iHerb (como es el caso de la marca elf). Para más información y descuentos en estas webs, echa un vistazo a este post y a los posts de mis otros pedidos echando mano del buscador del blog :D



¡Espero que os haya gustado el post y que tengáis buen día! ¡Besos!

Esmaltes Masglo responde a las denuncias por sus nombres machistas.

De veras que yo hoy estaba contenta. Un poco soñolienta, sí, pero contenta. Desde la ventana veo mis plantas en flor, la tomatera ya tiene tomatitos y la báscula me ha dicho que he adelgazado tres kilos. Pero me he encontrado con que Masglo, fabricante de esmaltes que denuncié en el blog por poner a sus productos nombres denigrantes para la mujer, me ha bloqueado en sus redes sociales.

”esmalte


En lugar de responder a mi denuncia y a la de miles de usuarias de sus productos (actuales o potenciales), en lugar de rectificar, disculparse y salir bien parados de este embrollo, no: van y me bloquean.





Voy a por un cafetito y os cuento todo detalladamente. Es más: voy a moler un poco de café colombiano (ese que guardo para ocasiones especiales) y me lo voy tomando a su salud.


”café


Ya estoy aquí.

Por retomar el tema... Como os decía en aquel post de hace unos meses no soy especialista en cuestiones de género, pero no hace falta serlo para darse cuenta de que (me auto-copio):

"A través de la verbalización, los pensamientos se materializan. El lenguaje es el primer medidor de cómo una sociedad interioriza los conflictos de género".

Eso por una parte. Por otra tenemos a Masglo, fabricante colombiano de pintauñas del que personalmente alabo su acción social y el que ahora sus esmaltes sean 4-free (los de antes no lo eran)... digo, que Masglo bautiza a sus productos con adjetivos.

Pues bien, su última colección (o penúltima, ya no les sigo), llamada "Aventura", estaba formada por los esmaltes "buscona", "casquivana", "muérgana" y "bailadora" (uno que se salva). Me pareció mal fatal FATAL y escribí el post, con sus correspondientes empujoncitos en redes sociales.


”esmalte


No fui la única en alzar la voz. Facebook y Twitter se llenaron de quejas, a las que Masglo hizo oídos sordos. En lo que a mí respecta, me bloquearon en redes sociales (me entero ahora al hacer el seguimiento del tema). PERO a una tal Laura Coca Rodríguez Masglo le contestó. Ojito con la respuesta:


”esmalte

"El Poeta de los nombres Masglo te manda un saludo cordial a ti y a todas las mujeres del mundo y se les quiere como son, al final lo que importa es lo que va por dentro. Me encanta que sean autónomas y que tengan la libertad de escoger que actitud quieren tomar. Atentamente, 
El poeta de los Nombres Masglo"

Calla, calla, que desde el más allá, desde el país de los ratones coloraos y los PFUDOR (Pink Fluffy Unicorns Dancing On Rainbows) nos escribe el mismísimo Poeta de los Nombres de Masglo, nos manda saludos cordiales, nos dice que nos quiere a todas (besitos-besitos-besitos) y que le requetechifla que seamos autónomas, tengamos libertad y no sé qué más.




...

¿¿Pero qué respuesta es esta?? ¿¿Este es el respeto que merecen vuestras consumidoras?? Como consumidora no quiero que me conteste el Poeta de los Nombres, quiero que me conteste un directivo de esos de corbata y moqueta, con nombre y apellido.

Espera, espera, que tenemos al directivo (vamos, que se lo echaron a suertes en la oficina y fue a él al que le tocó el palito corto). Santiago Álvarez, gerente comercial de Masglo en Colombia (¿el Poeta de los Nombres?) ha hecho declaraciones al periódico colombiano El Heraldo:

"Nos estarían pidiendo que retiráramos los colores más vendidos de la compañía. No vamos a tomar esa decisión en ningún momento [...] Estamos hablando del atributo de un color y hay mujeres que se pueden sentir muy sexys y orgullosas de usar un 'Fufurufa' y otras que no. [...] Como marca no estamos para juzgar a las mujeres. En ningún momento estamos diciendo que la persona que use un 'buscona' es es una buscona. Ahora, una mujer puede ser una buscona de experiencias y oportunidades. Todo depende del contexto con que se quiera ver".

En resumen: que es un tema económico. Se vende, da dinero, así que da igual la ética. Claro que sí, con dos coj**** y un palito.

El caso es que una lee las explicaciones del señor Álvarez y como que te convence. Al fin y al cabo es un color y un nombre es un nombre y ya. Masglo no ha sugerido (que yo sepa) que se escojan los esmaltes bajo el criterio de sentirse como dice el nombre del esmalte. Que todos los nombres sean adjetivos calificativos en femenino (según Álvarez hay más de 140 referencias) es algo meramente casual.

(Aunque el Poeta de los Nombres dice que "lo importante es lo de dentro" y que decidamos "que (sin tilde) actitud queremos" Un poco ambiguo, ¿no?).

Pero no os dejéis engañar. El señor Álvarez es gerente comercial y bien sabe que la realidad es otra. Lo sabe porque es especialista en Marketing.

Los productos no se eligen sólo por sus atributos físicos (olor, color, sabor, valor nutricional, precio,...) sino y sobre todo por sus atributos emocionales. Por eso la pizza Tarradellas cuesta más que la de marca blanca Hacendado aun saliendo de la misma fábrica. Se trata de los mismos atributos físicos básicamente, pero Tarradellas añade atributos emocionales: la casa, el hogar, la familia, la abuela. Y por eso pagamos un euro y pico más por ella. Por llevarnos a casa a la abuela del anuncio.

Los productos son entes emocionales y me parece fatal que don Álvarez reniegue de ello, ya que es precisamente esto lo que le da de comer. Máxime en una industria como es la cosmética, en donde todo es emoción (glamour, elegancia, blablabla).

Yo no digo que un esmalte se elija sólo por el nombre. Por supuesto que se escogerá por el color, pero también por esa nebulosa de otros atributos. Todo debería acompañar. Y ya puestos a acompañar, mejor que sea con palabras que no denigren a la mujer.

Cuando yo me maquillo quiero que mis productos me digan "¡Buenos días, Maru!", "¡Qué guapa estás!", "Te voy a dar un toquecito de color y te voy a dejar estupenda". Yo no quiero abrir mi cajón de maquillaje y que mis botecitos me digan "¡Buscona!", "¡Casquivana!", "¡Puta!".

El absurdo es tal, que en las redes ya circulan todo tipo de versiones de los esmaltes Masglo:


”esmalte


Como hoy me siento creativa, me he preguntado qué color es el que llevaría el Poeta de los Nombres (sin tener por qué sentirse así, por supuesto):



”esmalte


Lo que más me enfada de esta historia no es el señor Álvarez dejando claro que para Masglo la pela es la pela por encima de la ética, ni el Poeta de los Nombres vomitando arcoiris en Facebook, ni al community manager (por favor, poned a un profesional ahí, gracias) bloqueándome. Lo que me enfada es que el "Buscona" sea el color más vendido de Masglo en Colombia.

A esos extremos ha llegado el machismo: a que lo veamos normal y lo compremos. A que nos veamos sexys llevando el color "Buscona". Verse sexy, señor Álvarez, es otra cosa. Espero que se lo sepa explicar a sus hijas, si las tiene.

Me cabrea tener que seguir levantando la voz por tantas y tantas mujeres que sufren violencia de género, pero lo seguiré haciendo. Los asesinatos y las palizas tienen su germen social en los micromachismos, y este lo es.


¡Besos a todos y todas!

¿Xhekpon es de verdad la crema antiarrugas de Isabel Preysler?

Con eso de que está protagonizando la historia de amor del verano según el Hola y el Sálvame, me he acordado de que tenía en modo Borrador este artículo sobre el análisis INCI de la que todos dicen que es la crema antiarrugas que usaba Isabel Preysler: la Xhekpon. Al final concluiremos si es verdad que usaba o no esta crema, ya veréis. Y de paso veremos si merece o no la pena.


”crema


Ahora que lo leo, lo de Xhekpon suena a griego. Una crema de máxima actualidad, vaya.

(Lo he buscado en un diccionario griego-español y nanai, pero a mí me sigue sonando a jroña que jroña).

Digo "usaba" porque acaba de lanzar una línea de "sus propias cremas" a lo perfume de Shakira o del de Antonio Banderas. A ver si echo mano del INCI de las nuevas cremas...

Para el caso, Xhekpon es una marca cosmética de venta en farmacias de precio lowcost (la crema cuesta unos 5-6 euros aproximadamente). Claro que con este precio se armó un buen revuelo (superado eso sí por el de la crema antiarrugas Q10 del Lidl) cuando se corrió el bulo de que era la crema de cabecera de la Preysler, la de ella, que se mantiene tan divina y estupenda... Según cuenta la leyenda urbana, Isabel tiró un tubo vacío de crema en la papelera de un aeropuerto y una señora se acercó a cotillear cuál era. Y resultó ser la Xhekpon, cosa que ella ha desmentido.

Pero como nos encantan las leyendas, los cotilleos y sobre todo los amores de verano, veamos hoy qué nos dice el INCI de la crema Xhekpon y averigüemos si ha sido o no la pócima mágica de la de Porcelanosa:

INCI crema Xhekpon


  • Aqua
  • Propylene Glycol
  • Stearic Acid
  • C12-C20 Acid
  • PEG-8 Ester
  • Isopropyl Myristate
  • Hydrollyzed Collagen
  • Cyclomethicone
  • Aloe Barbadensis Leaf Juice
  • Cetyl Alcohol
  • Triethanolamine
  • Sodium PCA
  • Parfum
  • Methylparaben
  • Ethylparaben
  • Asiaticoside
  • Asiatic Acid
  • Madecassic Acid
  • Linalool
  • Limonene
  • Benzoic Acid
  • Geraniol
  • Coumarin
  • Citronellol

Xhekpon: una antiarrugas enfocada a la estimulación de la producción del colágeno

Con la edad la piel va reduciendo su contenido en colágeno, que es lo que la mantiene firme y elástica. Y ojito, que esto no sucede a partir de no sé, la menopausia, por decir algo, sino a partir de los 20-30 años. Sí, sí: los 20-30 años. Con esto no quiero decir que una niña de 20 años (ayyyy, quién los pillara) tenga que untarse antiarrugas al mismo tiempo de estar aún luchando contra el acné, pero sí que sea consciente de ello y aprecie ciertos ingredientes en los productos que use que pueden ser preventivos de cara al futuro.

El tema de la prevención de las arrugas apenas se nombra en la cosmética de gran consumo, sólo lo he oído mencionar en marcas de alta alcurnia tipo Shiseido (os preguntaréis que qué hago yo en los stands de Shiseido, en unos días os lo comento).

Pues eso, que la crema Xhekpon lleva colágeno hidrolizado.

Por otra parte, hace algo más de 10 años se hizo un estudio sobre cómo tres componentes que se encuentran en una planta (la centella asiática, muy conocida en la India en la medicina ayurvédica) actuaban en la síntesis del colágeno. El resumen del estudio aquí. Pues bien: esta crema contiene los tres:

Asiaticoside: se trata de una saponina de la centella asiática (ya hablamos de saponinas cuando nos lavamos el pelo con shikakai) que promueve la producción de colágeno. Hablando de hierbas indias... la centella asiática es más conocida en la medicina ayurveda como Brahmi.

Asiatic Acid: otro componente de la centella asiática... y con similares efectos con respecto al colágeno.

Madecassic Acid: también conocido como Acido Brahmico (por lo de Brahmi), idem de lo anterior.

Y ahora digo yo que dónde crece la dichosa centella y por qué no me la unto en toda la cara. Qué digo en la cara: en todo el cuerpo.



”centella

Centella asiática o Brahmi


Lo que es una pena es que estos ingredientes se encuentren en cantidades irrisorias en la crema, por debajo de los conservantes, que ya es decir. Ya sabéis que los INCI (listados de ingredientes de los productos cosméticos) se ordenan de mayor a menor presencia del ingrediente en la fórmula.

Sigamos con más ingredientes con buena pinta en esta crema.

Aloe Vera: nunca viene mal.

Sodium PCA: se trata de la sal sódica de un aminoácido, el ácido piroglutámico, que se encuentra naturalmente en algunas proteínas. Tiene una propiedad estupenda: la de retener el agua varias veces su peso, como lo hace la glicerina o el ácido hialurónico. Y también mejora la penetración de los principios activos en la piel.

Nota: no os preocupéis por lo del alcohol cetílico, no es el alcohol que a algunos irrita. Es un espesante, nada más. Es sólido, se calienta al baño María y se incorpora en la fase grasa de las cremas. Por otra parte, el C12-C20 es Alkylglucoside, un emulsionante para unir ingredientes grasos e ingredientes acuosos.


”crema


Cosas que no me gustan de la fórmula de la crema Xhekpon

Parabenos utilizados como conservantes. Alta sospecha de que sean cancerígenos. Qué os voy a decir de ellos...

Ciclometicona: una silicona para más inri de las insolubles en agua. Crean una capa sobre la piel que algunos califican de "protectora", pero que al final lo que hace es dificultar que respire y taponar los poros.

Isopropyl Myristate: componente que tiene parte sintética y parte natural como indica el nombre, pero el problema de este ingrediente no es tanto lo que tenga de sintético como su gran capacidad solvente. Genial para disolver en el producto final los distintos activos, pero tal capacidad puede poner en entredicho el equilibrio del manto hidrolipídico de la piel y esto puede acarrear problemas sobre todo a los que tienden a tener problemas de acné, piel con impurezas y demás. Lo que viene siendo un ingrediente comedógeno (como el Isopropyl Palmitate y el Myristyl Myristate). Ays.

Propylene glycol: ojito, que va en segundo lugar en la fórmula, sólo detrás del agua. Se trata de un ingrediente derivado del petróleo, pero lo malo ya no es sólo el tema medioambiental sino que este ingrediente tiene similares funciones y ofrece la misma problemática que el anterior que os comentaba: el isopropyl myristate.

Tanto el isopropyl myristate como el propylene glycol están por eso de disolver en la fórmula los extractos vegetales (los de la centella de antes) pero bien podían haber utilizado ingredientes (más allá de que sean o no sintéticos) menos comedogénicos, sobre todo cuando se trata de un producto para la cara.

PEG-8: se trata de un ingrediente que se usa para emulsionar (unir fase grasa y acuosa en las cremas) y darle textura. Es de origen petrolífera, a lo que se añade que se obtiene por reacción con óxido de etileno. En principio los ingredientes etoxilados no tendrían por qué estar contaminados por óxido de etileno (cancerígeno en grado 1 según la IARC, el organismo internacional perteneciente a la Organización Mundial de la Salud que estudia la relación entre ingredientes y cáncer) y por 1-4 dioxane (cancerígeno en grado 2b según la IARC).

Sin embargo, como hay dudas de si los PEG usados en la crema en cuestión en concreto están o no contaminados (vete tú a saber cómo se han elaborado) son ingredientes puestos en entredicho y descartados en la formulación de cosméticos ecológicos. Yo los descartaría sistemáticamente, más si forman parte de un producto que vaya a estar en la piel mucho tiempo (como es el caso de una crema) y mucho más si es un producto que vaya a estar expuesto al sol (como una crema solar).

Trietanolamina: se usa para aumentar el pH de los cosméticos (en otras formulaciones se usa sosa cáustica y en las que hago yo uso bicarbonato de sodio). Unido al bronopol (conservante) y en determinadas circunstancias puede liberar nitrosaminas, cancerígenas (caso Mercadona). En Xhekpon no aparecen estos ingredientes a la vez, por lo que en ese sentido podemos estar tranquilas. Eso sí: si usáis esta crema (o cualquiera que lleve trietanolamina) no lo hagáis a la vez que otro producto (una crema solar, un serum,...) que lleve bronopol.

Por otro lado, la trietanolamina se obtiene por una reacción entre el óxido de etileno y amonio, por lo que estamos en un caso parecido al de los PEG que os comentaba antes.

Volviendo a la Xhekpon. Además de todo lo dicho, no hay ningún aceite en la fórmula. El tacto de la crema será más o menos denso o grasoso pero no hay ningún aceite vegetal que realmente aporte nutrición a la piel.



En resumen

La crema Xhekpon es una crema con colágeno e ingredientes que colaboran en su síntesis, sí, pero estos se encuentran en dosis mínimas. O dicho de forma más metafórica: en dosis omeopáticas.

Esa es la parte buena, pero sólo esa, ya que dichos ingredientes se encuentran rodeados por solventes comedogénicos, conservantes en entredicho y una silicona insoluble. La apariencia de piel nutrida y aterciopelada es falsa, ya que no hay ni un ingrediente nutritivo en la crema. Y este es un aspecto importante en las cremas en general y en las enfocadas a cierta edad en particular (aunque ya hemos dicho que cremas con ingredientes tipo colágeno van bien a partir de los 20-30 años, normalmente son las mujeres de a partir de 35-40 años las que las utilizan, con pieles más exigentes en términos de nutrición).

Por supuesto, si se tiene algún problema de acné, piel con impurezas, poros dilatados, puntos negros,... olvidaros de usar esta crema, ya que empeorará la situación.

Como os decía, la crema cuesta 5-6 euros. Normal.

Con esto no quiero decir que haya que gastarse un pastón para comprarse una buena crema, sino que ponerle un precio mayor a esto sería un atraco a mano armada. Y la Preysler no tiene un pelo de tonta. Para tener la piel que tiene ya os digo yo que esta crema no la ha usado. Todo ha sido rumore rumore.

Pero estas leyendas urbanas tienen su encanto, ¿verdad?

A ver si, como os decía, me hago con el INCI de la nueva crema de la Preysler y vemos si esta vez es verdad o no que la tiene en el baño.


¡Un beso a todos! ¡Pasad buen fin de semana!

¿Te ha gustado el post?
¡No te pierdas nada! Haz click:


Cómo hacer aceite y manteca de coco casero. ¡Sólo dos ingredientes!

Por fin aparezco por aquí: ¡ya era hora! Y lo hago con un nuevo vídeo que acabo de subir al canal de Youtube ¡¡¡bieeeeeeennnn!!! Ha sido un suplicio, creo que lo habré subido tres veces, pero como dicen: a la tercera va la vencida. Se trata del tutorial de la receta para hacer manteca y aceite de coco casero, algo que ya os había contado en el blog hace unos dos años, pero del que no había grabado aún el paso a paso. ¡Allá va! Una recetilla perfecta para esta temporada de playa, sol y piscina, que deja el pelo estropajoso. Al menos el mío :(




Como pongo en el título del vídeo, hacer aceite o manteca de coco en casa es fácil y está al alcance de cualquiera, ya que sólo hacen falta dos ingredientes... y uno es el agua :D

El otro es la ralladura de coco, que podréis encontrar en los supermercados e hipermercados en la sección de ingredientes para dulces o incluso donde están los frutos secos. También se la conoce como harina de coco y es muy barata.




En realidad, la manteca y el aceite de coco son lo mismo. Lo que pasa es que el aceite solidifica en torno a los 25 grados, convirtiéndose en una manteca. De ahí que en verano sea líquido a temperatura ambiente y en invierno al revés (al menos en estas latitudes).

No he querido complicar la receta con conservantes y antioxidantes: si hacéis poca cantidad y la gastáis en pocos días no le daréis tiempo a que se ponga malo. De todos modos, si conserváis la manteca o aceite de coco casero en la nevera os aguantará un poquito más antes de que se ponga rancio. Fuera de la nevera aguanta unos cinco días, dentro unos diez. De todos modos os daríais cuenta por el olor. Lo mejor es hacer poca cantidad e ir haciendo más a medida que necesitéis: total, ¡no se tarda nada!



Como os comentaba en aquel post antiguo con el paso a paso de cómo hacer manteca de coco, con la ralladura sobrante podéis haceros un exfoliante y con el agua de coco un flusflus (spray) refrescante, hidratante,... ¡y con un olor rico-rico!

Si hacéis la manteca de coco con agua normal (no destilada) podéis consumirla como alimento incorporándola, por ejemplo, a vuestros dulces, sustituyendo la mantequilla de la tostada mañanera,... Y el agua podéis bebérosla (rica en minerales... y en grasa, yo aviso) o echarla en los batidos. Les da un toquecillo a playa y chiringuito delicioso.




¡Ah! Recordad: el truco para que salga la receta es estrujar bien la ralladura de coco, como veis en el vídeo. La grasa (la manteca o aceite, vamos) es como si estuviera "agarrada" a la ralladura. Comprimid como si no hubiera un mañana y os aseguro que la manteca sale ;)

Sobre los usos del aceite de coco he hablado bastante (por ejemplo cuando hablé del aceite de coco Spectrum), aunque nunca es poco, porque tiene mil y un usos:

Como bálsamo labial
♥ Para mascarillas prelavado nutritivas para el pelo
♥ Para hidratar las puntas con el pelo seco
♥ Para afeitar las piernas
♥ Como desmaquillante
♥ Para hidratar las cutículas
...

¡No os lo podéis perder!



¡Un beso enorme a todos!
¡Feliz arranque de vacaciones a los que ya las estáis disfrutando!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...