París... desde otro punto de vista.

¡Hola a todos!

Ya nos hemos metido de lleno en Septiembre, vuelta a la rutina, aunque yo cambio la mía: me ha salido un currillo!!! No es nada de otro mundo, ni el trabajo de mi vida, ni para lo que he estudiado, son cuatro míseros duros, es temporal,... Pero estoy FELIZ. Lo peor que se puede hacer es estar en casita esperando que llegue un curro de lo tuyo para aceptarlo. Hoy en día, mientras sea trabajo decente, hay que aceptar todo lo que venga.

La verdad es que estando en paro ya se está de vacaciones forzosas, así que me parecía un canteo escaparme de vacaciones "de verdad". Pero una también tiene derecho, digo yo, y por unos días nos hemos escapado a París. Olalá!

He hecho muchas no, muchísimas fotos, pero entre ellas voy a seleccionar las que por algún motivo recogen ese otro punto de vista sobre París.

¡Allá van!

La primera foto simboliza para mí el París literario. La foto está sin retocar y salió así: con un contraste precioso entre el rojo de la rosa y el gris de la fachada de la catedral de Notre Damme. Un rollo el jorobado de Notre Damme, ¿no?


En la fachada principal de Notre Damme alzamos la vista y nos encontramos con la estela de un avión. Ese es uno de los grandes contrastes que alberga la ciudad: lo antiguo y lo moderno.


París sobre todo es una ciudad señorial: grandes avenidas, palacios por doquier,... Por eso, en un mundo tan... adulto, me llamó la atención esta escena infantil, en la que los niños dan de comer a gorriones frente a la catedral. Si os fijáis, escondidos en los matorrales hay cientos!





Otro de los destinos ineludibles: el Louvre. Qué inmensa labor la de los guardas, con tanta obra de arte por todas partes... Y lo que se aburren los pobres: mirad la cara del guarda de La Gioconda...


¡Flashes no! En general esta norma se respetaba, pero por comprobarlo me puse por un momento "al otro lado de la foto". Ese trasero es el de la Venus de Milo. ¡Cuántas fotos por segundo!


El Louvre  también es un ejemplo de contraste. Me encanta esta foto: una estatua romana que se adivina gracias a la luz que entra por la ventana. Y por la ventana vemos el museo, de estilo neoclásico, y la pirámide de cristal del patio.


Los precios... desbocados. Cervezas a 6 euros y cosas así. ¿La cena más romántica? En la habitación del hotel. Camembert, uvas y una botella de vino. A media luz.



Sí, tomé prestada la guía de París de la biblioteca municipal. Muajajajaja!!!

Maravillosas vistas desde la terraza del centro comercial Galerías La Fayette. Gratis. Preciosas.



Y hasta aquí mis vacaciones. El resto fueron caseras pero con muchas visitas y muy buena compañía. ¡Hacía tiempo que no pasaba un verano tan bueno! Al final lo que cuenta es la gente con la que estás.

¡Besos marujiles!

8 comentarios:

  1. Que bonito es París, a mi me encantó cuando fuí, Yo me subi a la torre de Montparnasse que está justo al lado y es muchisimo mas barata que la torre eiffe subes en pocos minutos en el ascensor y ven Paris entero. Y ¡¡si!! los preciosos son abusivos, sobretodo las bebidas.... Bonitas fotos y enhorabuena por el curro!! ^^

    ResponderEliminar
  2. La frase final me ha encantado, y justo por eso, me gustaría volver a París: cuando estuve allí, hace casi 15 años, aún no conocía a Manolo, así que nos encantaría volver juntos. Las fotos son preciosas y tienen un punto único y personal que me encanta. BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Quiero ir desde hace tiempo...A ver si puedo mandarte un correo o algo porque necesito tu consejo jajaja Es sobre un currillo y sinceramente tengo mis serias dudas que me gustaría compartir contigo porque te veo muy sabia!
    Y me ha encantado la primera foto y la foto de la estatua mirando por la ventana y te juro que le he dado a ampliar cuando he visto la cara del vigilante jajajaj Un besito mágico y mañana si puedo te escribo para que me aconsejes!

    ResponderEliminar
  4. Que precioso, siempre he querido ir a París ^^.
    A mi me paso lo mismo con el David de Miguel Angel, tendemos a olvidar que son esculturas hechas para ser vistas desde todos los ángulos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Preciosas las fotos! Y me alegro de que tengas de nuevo trabajo.

    ResponderEliminar
  6. París es una ciudad preciosa, y muy fácil de caminar. A mi me encanta perderme por el barrio de los estudiantes, donde hay callejones encantadores llenos de flores.
    Es cierto que es carísima y por un café o una cervecita en una terraza te sacan las corneas, pero esa cenita de quesos y uvas seguro que no tuvo precio. Cuando fuí vi a parejillas de jóvenes a la orilla del rio con mesas y sillas plegables haciendose sus cenitas romanticas.
    Saludos guapetona y enhorabuena por tu trabajo (no hay trabajo pequeño, pues si uno lo disfruta al final lo engrandece)!

    ResponderEliminar
  7. Aiiiiiiiiiiiiis qué ganas tengo de ir a Paris olalá!! XD Pero esto de ser estudiante es un asco jaja, me han encantado las fotos, la primera es una pasada :) ¡un besote guapetona!

    http://rockandwild.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Casualmente una amiga mia ha estado en esa ciudad este verano. La verdad es que parece haber sido una experiencia preciosa. Espero que la cena romántica terminara muy bien. Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! ^..^
Nota: por favor, no pongas enlaces en los comentarios... ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...