Cartas a la directora III. Publicidad en los blogs.

¡Buenos días a todos!

Hace unos días Anónimo me dejó un comentario que no quería dejar sin contestar, ya que toca un par de temas espinosos que considero de interés para todos los que tenemos un blog.

¿Poner publicidad en un blog es deshonesto para con los seguidores?

Este es el comentario de marras:
más que ego-blog el tuyo deberia llamarse dolar-blog o euro-blog (si es que adsense te paga en euros), no le cuentes a la gente que lo haces por compartir y blablabla porque esa trola no se la cree nadie, ni tú ni todos los bloggers que ponen publicidad en su blog, porque en última instancia lo único que queréis es lucraros a costa de vuestros seguidores, verdad tia Maruja? si tuvieras un minimo de honestidad quitarias esa publicidad que no pinta nada ahí o es que tan poco te pagan en tu trabajo? Att: un navegante que pasaba por aqui PD: yo tengo un blog con adsense y lo hago 1º porque me gusta, 2º para lucrarme, pero no pido a nadie que me vote, las cosas claras!!! 
Efectivamente, hace unos meses me registré en Adsense, un sistema por el que Google coloca publicidad, en este caso en mi blog, a cambio de una compensación económica. El blog recibe dinero por dos vías: por la gente que hace clic en el anuncio y por el número de visitas, ya que se entiende que implica un mayor visionado del anuncio. Ni a unos ni a otros les cuesta nada hacer clic o visitar el blog, pero tanto unos como otros “suman”.


Sin embargo, y Anónimo estará de acuerdo conmigo, ya que también es usuario de Adsense, de ahí a lucrarse hay un trecho, a pesar de que eche en cara el lucro. Os doy cifras: LTM se lucró en el mes de Septiembre de 2013 con 5,40 euros y lleva lucrándose en lo que llevamos de mes con 4,37 euros. Ojo: no al día, sino en todo el mes. Pongamos 5 euros de media al mes, lo que supone un lucro de 60 euros anuales, que se someterán en su momento a IRPF y demás impuestos, suponiendo un beneficio después de impuestos de… pongamos 40 euros. Al año.

Siento decirte, Anónimo, que dicho lucro no proviene de mis seguidores sino de las visitas. Más que nada porque el blog tiene 125 veces más visitas y 53 veces más visitantes que seguidores.

La luna cabe 50 veces en la Tierra. Por dar una idea de las dimensiones.


Además, cuando uno se lucra “a costa de” significa que lo hace dentro de un juego gana-pierde. Ese cuadradito publicitario que tengo en el lateral derecho del blog no le quita nada a nadie.

Me lucro en menos de un euro por post. Tardo en escribir cada uno una media de tres horas (texto+fotos+tratamiento de imágenes), lo que supone algo así como lucrarse en 33 céntimos a la hora. Salgo a precio niño en fábrica de Nike. Ok, posiblemente gane algo más que ellos. ¿Eso es lucro? No, señores. Un economista lo llamaría hacer el canelo. Un periodista, hacer el imbécil.

Para eso, diréis, mejor no poner publicidad, ¿no? Pero a mí me sirve para financiar el dominio, servidores y demás a los que este blog está asociado, www.latiamaruja.com . Ni más, ni menos.

Mi blog se escribe desde dos ordenadores: uno prestado y otro cuyo ventilador es la banda sonora del purgatorio. Efectivamente, no gano tanto en mi trabajo. Anónimo: ganar poco en el trabajo es un argumento sensible hoy en día. 40 euros para mí suponen un par de compras semanales. No soy Paula Echevarría: que el blog autofinancie el dominio entra dentro de lo lógico y razonable.

Ese cuadradito que tengo en el lateral no supone una publicidad excesiva. No tengo la barra lateral plagada de anuncios y patrocinadores. ¿Molesta? No creo. En todo caso deberían ser los asiduos al blog y no los visitantes anónimos los que juzgaran la molestia. Ok, puede que moleste. Pero no creo que exceda los límites de lo tolerable. Basta con posar la vista en el 95% de la pantalla, no en ese 5%.

Escribo porque me gusta escribir. Es mi hobby. Otros hacen ganchillo. Me entretiene. Me ha hecho conocer gente maja. Y me está abriendo las puertas a seguir escribiendo en otros medios. Si salen bien las cosas, y editor mediante, os hablaré de ello a su tiempo.

Antes de pasar al siguiente tema querría hacer una reflexión. Creo que una de las diferencias que hay entre los blogs americanos y los europeos es cómo bloggers y lectores viven la publicidad. Aquí uno tiene un blog y está mal visto poner publicidad. Enseguida los Anónimos se sienten atacados, ofendidos. Parece que no sólo nos cuesta hablar de dinero sino que además buscarlo es deshonesto. En EE.UU. se ve normal monetizar un blog, se entiende que es una recompensa al esfuerzo de escribirlo. Incluso hay quien pone un botón para recibir donativos. A mí no me parece mala idea. Yo misma en muchas ocasiones hubiera mandado un eurillo de agradecimiento a los autores de determinados posts que me han ayudado enormemente. Incluso (¡cuánta deshonestidad!) a alguno le hubiera mandado algo más para que se tomara un caña-pincho a mi salud.


Sobre lo de compartir. En este punto hay algo que no entiendo. Hasta hace poco hacía unas lentejas que daban pena por no decir asco. Un buen día, mi compañera de táper me pasó un papel en el que había apuntado paso a paso cómo las hace ella. A partir de entonces hago unas lentejas decentes. E incluso algunos días diría que me salen bien.


Mi compañera compartió su receta conmigo a través de un papel manuscrito (tinta bic azul y esquinas arrugadas de jugar con ellas). Creo que todos estamos de acuerdo: compartió algo altruistamente. Si lo hubiera hecho a través de otro canal, pongamos… un blog, según Anónimo no estaría compartiendo sino que el bloguero sería alguien… espera, que copio y pego:
no le cuentes a la gente que lo haces por compartir y blablabla porque esa trola no se la cree nadie
Aaaaaah, ya. Trolera, además de deshonesta.

Posiblemente Anónimo sea una Paula Echevarría con miles de seguidores, visitas, publicidad en el menú lateral y que se esté lucrando de verdad (a costa, eso sí, del Espíritu Santo, no de sus visitas y menos de sus seguidores), ganando no 40 euros al año sino al día, quizá 60 euros si no los declara a Hacienda, lo que le probablemente le dé para pagar una hipoteca en Japón (conozco un caso, hasta ahora pensaba que único pero veo que soy yo la que no sé hacerlo).

En ese caso, oh Anónimo gurú del SEO, del SEM, del Analytics y el Adsense, comparte no conmigo, que aunque mal pagado tengo un trabajo (al menos hasta el final de esta semana), sino con tus miles de seguidores y visitantes tu inagotable sabiduría (la financiera, no la ortográfica).

En realidad, lo que le ha molestado a Anónimo es que además de tener publicidad en el blog pida el voto para los premios Bitácoras, en los que participo (lo mismo que estará participando él. De hecho quizá ya esté entre los cinco primeros puestos de alguna lista de nivel, no en la de "Belleza y Moda", dónde va a parar).

Los premios Bitácoras se ganan por votación popular. Blog más famoso, blog más votado. Y repito: no soy Paula Echevarría. Mi blog, os lo adelanto en exclusiva, no va a ganar. Ni los blogs a los que voto, las cosas claras. ¿Tan deshonesto es comentar por Facebook o en un post que existen estos premios y que podéis votar a vuestros favoritos?


No, Anónimo, no. La gente deshonesta no comparte recetas de lentejas en un papel, ni siquiera lo es la que lo hace en un blog. Tampoco lo es la gente que anima a que se le vote, si así lo cree oportuno el votante, simplemente porque le hace ilusión. No es deshonesto ser pobre, tampoco lo es ser rico. Tampoco, fíjate, sería deshonesto lucrarse gracias a un blog. Si alguien lo consigue, chapó.

Deshonesto es robar. Deshonesto es mentir. Deshonesto es prometer hasta meter. A mí todo eso se me queda grande.
Yo sólo soy una simple blogger. Take it easy.

¡Besos marujiles!

Pequeño sorteo solidario en LTM a favor de Cris Cáncer.


Dando vueltas por la pasada edición del Salón Look me topé con un stand que poco tenía que ver con la belleza pero sí mucho con la salud y la solidaridad. ¿Conocéis a Cris Cáncer?


Pues yo no hasta hace unos días. Essie les había cedido un stand en la feria para que tuvieran la oportunidad de dar a conocer su labor como Fundación de Investigación para Vencer el Cáncer y expandir su mensaje: el de que es necesario seguir apoyando la investigación y los ensayos médicos en torno al cáncer. En ese stand pude conocer a dos de sus voluntarias, las maravillosas Marta e Isa, quienes me contaron lo que Cris Cáncer hace por todos nosotros.



Seamos claros. Ahora mismo rozo los 400 seguidores, en su mayoría mujeres. Pues bien: 1 de cada 4 mujeres padecerán cáncer en algún momento de su vida. Esto son 100 de nosotras. Señoras, ¡qué nos puede tocar la china si es que aún no nos ha tocado! Sé que suena muy bestia, pero ya sabéis que yo hablo muy clarito...

Una de las formas en las que se puede echar(nos) una mano a Cris Cáncer es mediante el envío de un SMS al 28014 con el mensaje CRIS 3 (CRIS espacio 3). Se puede hacer desde móvil Orange, Vodafone o Movistar, con los que tienen un acuerdo.

Por el precio de un café (el SMS son 1,20 euros) colaboramos a que los investigadores estén cada día un poquito más cerca de que los índices de supervivencia de varios tipos de cáncer (y no sólo del de pecho) sean cada vez mayores.

Y no me refiero al índice de supervivencia sino a TU INDICE DE SUPERVIVENCIA.

Con la idea de difundir la iniciativa de Cris Cáncer organizo un pequeño sorteo nacional (sólo España, lo siento por aquellos que me siguen desde lejos...) en el que se puede participar hasta las 23:59 horas del 1 de Noviembre de 2013. Los requisitos son:

  • Dejar un comentario en este post y sólo a este indicando la siguiente información.
  • Tenéis que ser seguidores de mi blog. Dejad el link a vuestro perfil de Blogger (arriba a la derecha, en el escritorio de blogger, aparece el nombre de vuestro blog con un desplegable que da acceso al Perfil de Blogger. Visitadlo y copiad el link de la barra de direcciones) o pantallazo si me seguís por Google + (mandádmelo a latiamaruja@gmail.com poniendo en el Asunto "Sorteo CrisCancer").
  • Indicad vuestro e-mail de contacto, para poderos avisar si os toca.
  • Publicad la siguiente imagen en vuestro blog y, sólo en caso de no tenerlo, me vale que lo hagáis en Facebook. Ponedme la ubicación de la imagen en el blog y, en caso de publicar la imagen en Facebook, el link exacto de la publicación. No valen pestañas de sorteos en los blogs.
  • Me reservo el derecho de eliminar perfiles anónimos, participaciones fraudulentas, de gente con blogs dedicados exclusivamente a sorteos, dobles participaciones, etc.

La idea sería que los/las que participen se animen a donar un SMS a favor de Cris Cáncer y colaboren corriendo la voz. Sólo eso. Quería echar una mano y se me ha ocurrido un sorteíllo. Sé que no es gran cosa pero bueno, a ver si sirve de empujoncito :D

Plantilla
Nick:
Mail:
Link del perfil de Blogger (o mail con pantallazo Google+):
Link publicación de la imagen (blog o link Facebook):

Si no os apetece participar en el sorteo pero queréis colaborar difundiendo la iniciativa, incluso más allá del 1 de Noviembre de 2013, podéis publicar esta otra imagen.


Sorteo estas cosillas que cogí para vosotras en el Salón Look.


#For Audrie, de China Glaze.
El esmalte más emblemático de los últimos tiempos. Azul tiffany. A falta de poneros un diamante de Tiffany en el dedo, coloreadlos con el tono azul de la caja. Audrie lo haría.

#Placa s10 de Konad. Si no para vosotras, podéis usadla para llenar de muñequitos las manos de vuestra niña. O de la que lleváis dentro.

#Sombra Violet Magic de Peggy Sage. Un color que por sí sólo guarrea pero que con la ayudita de una prebase o del Mixing Solution de Kilo se despierta en un cielo púrpura estrellado.

#Labial de Peggy Sage 012 Fashion Pink: un fucsia húmedo y vibrante, muy favorecedor.

# Nail stickers de Peggy Sage. Pues eso, pegatinas.

Asignaré números por orden de participación válida (revisaré todas) y el ganador o ganadora será aquel cuyo número coincida con las dos últimas cifras del sorteo de la ONCE del 8 de Noviembre de 2013. Si hubiera más de 100 participaciones se tomarán como referencia las tres últimas cifras. Si no saliera ganador, esperaremos al siguiente sorteo de la ONCE. Publicaré listado provisional y definitivo de participaciones.

Es la primera vez que organizo un sorteo. Intentaré hacerlo lo mejor posible y llevar al día la revisión de participaciones. Si sobre la marcha surgiera algún problema, si se quedara desierto el ganador y hubiera que esperar a otro número agraciado de la ONCE, cualquier cosa que quiera consultaros,… os lo comunicaré vía Facebook. En el lateral del blog tenéis el link a mi FB.

Espero que seáis muchos los que os unáis a esta iniciativa :D
Recordad: CRIS 3 (CRIS espacio 3) al 28014.

¡Besos marujiles!

De ego-blogs y demás bitácoras.

- Tengo un blog.
- ¿Tienes un blog?
- Sí, tengo un blog.
- Ah, qué bien.
- Y qué es, ¿un ego-blog?
- ¿Cualo?
- Sí, esos que se hacen fotos en el baño y las cuelgan.
- No, la verdad es que no, no me hago fotos.
- Y entonces ¿de qué es?

Pues señores, no sé de qué va este blog. Va de belleza, de ironía, de recetas y de todo lo que se me ocurre en noches de insomnio y mañanas de sábado en lechos solitarios.

Ok, también en las de domingo.

Sí, quizá haya algo de ego en todo esto. O quizá sólo voluntad de compartir y hacer partícipes a los demás de lo que se me pasa por la cabeza. ¿Expresarse es una forma de ego?

El caso es que se han convocado los Premios Bitácoras y creo que la comunidad bloguera haría bien en votar a los blogs que más gustan. Por democracia. Por estimular la creatividad, la lectura, la escritura. Y sí: por el ego de los que estamos aquí detrás. Ahora, que os digo una cosa: saberos ahí día a día es lo que más le puede llenar a un blogger de orgullo y satisfacción… 

Premios Bitácoras 2013

Puedes votar hasta a cinco blogs por categoría. Para hacerlo, pulsa en el link de la imagen, sigue las instrucciones y, en la categoría de Belleza y Moda (en este caso), pon las url de los blogs que te gustan. La mía es http://latiamaruja.blogspot.com 

PD: el premio para el blog ganador es una cámara de fotos. En ese caso, convertiré el blog en un ego-blog y os deleitaré con alguna foto exclusiva de LTM. :D

¡Besos marujiles! 

Lo que nadie te ha contado del Salón Look.


Antes de que pase más tiempo quisiera contaros mi opinión sobre lo que ha sido el evento potinguil del año: el Salón Look 2013. Se celebró el primer fin de semana de Octubre en el Ifema (Madrid). Que conste que lo pasé bien y que volvería a ir pero me temo que no me voy a quedar a gusto sin repartir un poco de eso que de vez en cuando encontráis en este blog y que tanto, confesadlo, os gusta: candela. Ya sabéis que esto no es un blog de belleza al uso y que si no reparto no duermo a gusto.


Post largo, polémico, que espero ponga por escrito lo que muchas pensamos del Salón Look. Este año he ido por primera vez, así que el análisis lo hago en términos absolutos, no relativos. No sé si otros años fue mejor o peor: sólo sé lo que vi. Además, la crítica que hago se limita a lo que “conozco”: el sector de la cosmética. La feria también reunió marcas de peluquería, aparatos de estética,… Yo ahí no me meto.

¿Qué es el Salón Look?

La respuesta a esta pregunta no la sabe ni su tía.

El material promocional dice que el Salón Look es una feria profesional dedicada al mundo de la cosmética, la peluquería y la estética. Pues ya os digo yo que de feria profesional nada.

Lo que realmente es el Salón Look es un gran centro comercial de potingues, lo cual es estupendo para el consumidor final pero no para el expositor que piense que va a hacer negocios, abrir franquicias o ampliar su red comercial. Los expositores nuevos salen decepcionados. Los veteranos, que saben de qué va la cosa, ponen dos cajas, cestas a la entrada del stand y se lían a vender.

Cualquiera puede entrar en el Salón Look con pase de profesional (¡y gratis! Que me he escandalizado bastante con sorteos de entradas de cierta bloguera reputada, cuando éstas eran totalmente gratuitas, vaya tela). La organización no comprueba ni antes, ni durante, ni después que los visitantes sean realmente público profesional. Si lo hiciera aquello estaría medio vacío.

Esta fue mi entrada GRATUITA al Salón Look. Las entradas se podían conseguir en el link del que os informaba en mi anterior post sobre la feria. ¡No a los sorteos jeta!

Lo peor es que el propio expositor se da de bruces con esta situación la primera vez que expone en el Salón Look. Por ejemplo a los de SpaRitual se les vio totalmente decepcionados. Vestidos de traje riguroso, esperando sentarse a negociar y estrechar manos y al final lo que hicieron fue vender esmaltes de uñas al por menor. Por cierto, esmaltes con muy buena pinta (5 free y de unos tonos preciosos que me gustaría probar).

Que la ira de los dioses caiga sobre la organización de Ifema.


¿Quién expone?

El 70% de lo que se expone en el Salón Look es puro bazar de chinos, tanto en la imagen y el producto como, en ocasiones, por el personaje que te atiende. Y esto perjudica enormemente a las marcas reputadas que exponen, que también las hay (más allá de que también fabriquen en China, cumbre de la experimentación animal, pero esa es otra historia).

Si no mantienes un nivel, una imagen, la gente pierde el respeto por el lugar dónde está, por las marcas y los productos. El público cambia el chip, se piensa que está en un mercadillo, en una rebaja-bragas, en un “todo a 100” . Olvida, si es que alguna vez llegara siquiera a percibirlo, que está en una “feria profesional”.

Tan oriental era todo aquello que se daban las escenas típicas de chino de barrio: pude asistir a un robo en uno de los stands del tipo “mama, te lo meto en el bolso, haz como si nada y tira palante”  y otro en Peggy Sage del tipo “ahora que no me ven mis amigas me meto en el bolso uno pa mí y otro pa mi nieta”.


MUFE: un gran perjudicado en el Salón Look. Ejemplo gráfico.

Lo que voy a comentar ahora es desde mi punto de vista, quería aclararlo. En ningún momento MUFE me ha comentado nada, etc, etc, etc.

El caso de MUFE (Make Up Forever, una de las grandes marcas de maquillaje profesional) es realmente sangrante. Si yo fuera ellos estaría cabreada con el género humano (más en concreto con la organización de Ifema) y planteándome si participar de nuevo en el Salón Look del año que viene o no. Espero que al menos les hayan hecho una buena oferta por el metro cuadrado de stand.

¿Cuál es el interés de MUFE en participar en una feria de este tipo? No tenía pinta de buscar distribuidor, de hecho el stand estaba organizado igual que si fuera un corner en un centro comercial, preparado para vender. Sin embargo, una marca como MUFE no creo que necesite de una feria para vender. Si estaba en el Salón Look probablemente haya sido por motivos de imagen. Porque es importante estar, aunque sólo sea un estar por estar.

Pero ya que se está, se tiene que estar bien. Y, personalmente, considero que MUFE ha salido muy perjudicada por la ubicación que la organización ha asignado a su stand, al final, a desmano y empotrada entre stands chinos. ¿Cómo te quedas? ¡Muelta!

Habría mucho de qué hablar sobre cómo Ifema reparte los stands entre expositores, sin tener en cuenta la antigüedad de cada marca en la feria ni su caché. Esto pasa también en ferias de otros sectores, como en moda. Y ya no sólo en Madrid, sino por ejemplo en las de Milán (escandaloso).

Conscientes de que los chinos están fagocitando la feria (nos comen los chinos, los chinos nos comen), Ifema debería, a mi modo de ver, dedicar una zona a los bazares orientales creando una especie de China-town y, lo que es más importante, agrupar las marcas-marcas en una zona bien definida, para poder crear sinergias entre ellas, un mayor flujo de visitantes y un posicionamiento mental de cada marca más claro en la mente del consumidor-visitante. Si no se hace así no me extrañaría que las grandes marcas declinaran su participación en el Salón Look 2014, al igual que las nuevas marcas que acudieron en esta edición y quedaron defraudadas al pensar que iban a hacer contactos profesionales.

Vamos a la carnaza, señoras. Esto es lo que tenía MUFE a la derecha y frente a su stand: bazares descaradamente chinos (el de enfrente con chino incluido). ¿Es o no para cabrearse?

Stand de MUFE, Salón Look 2013.

A la derecha de MUFE.

Enfrente del stand de MUFE. El de espaldas es el chino dueño del stand.

La variedad
Extensiones, nail art chinil y aparatología propia de peluquerías y clínicas estéticas. A esto se reduce el 90% del Salón Look. Existen felices excepciones (“felices” para las potingueras, ojo, que una peluquera estaría en su salsa): alguna novedad realmente innovadora, marcas de culto, marcas de cosmética natural,…. Pero son eso: excepciones, tropezones en la sopa.


Las promociones

En las ferias profesionales se suele prohibir el material gráfico anunciando promociones o descuentos a particulares. Esta es otra de las diferencias que podemos encontrar entre el Salón Look y las ferias realmente profesionales.

Carteles por doquier que anuncian descuentos, promociones; papeletas, sorteos, 3x2, 4x3, … Los letreros cuanto más grandes y visibles mejor.

Como en cualquier centro comercial, la clave está en darse una vuelta y comparar precios de aquí y de allá. Se dice que las mejores ofertas del Salón Look se encuentran el domingo, último día de feria: yo estuve dos días y las mejores fueron el sábado. Se aprovechan de los rezagados, aunque los precios, siempre, son inferiores a los de mercado.


Repaso a los precios de los clásicos objetos de deseo del Salón Look.

China Glaze se pudo encontrar en una oferta 4x3 a 4,20 euros la unidad (subió a 5,50 euros el último día en ese mismo stand, en el que estaba más barato). Essie a 6 euros. Esmaltes Konad de 3 ml a 2,50 euros, sus placas a 3 euros. Las sombras de Peggy Sage estaban en godet a 3,60 euros y con su cajita a 5,40 euros. Los labiales a 5,10 euros. Las paletas, a diferencia de otros años, no se regalaban cada 4,6 ó 10 sombras, había que comprarlas aparte por 4,80 euros la de 4 huecos.

Sí, son chollos. Pero tened en cuenta de que aparte de eso, alguna brocha tipo Novara o Vendetta y arramplar con la Face&Body de MUFE posiblemente no haya mucho más donde rascar.


¿Merece la pena ir?

Para el expositor
Debe tener claro que es una feria que en la práctica se dirige al público no profesional, se enfoca a la venta al detail.

Una feria siempre es un escaparate. Y hay marcas que están y otras que no. Si se está hay que destacar y, por tanto, invertir en imagen. Y a veces para ello no hace falta invertir dinero sino tiempo y cariño.

Si la participación en la feria responde a objetivos de mejora de la imagen de marca hay que asegurarse de que la que dan en la feria es realmente la que se quiere dar. ¿Somos una marca desesperada por vender? ¿Una marca a la que no le importa tener al lado un bazar chino? ¿Una marca sofisticada y con estilo o una que parezca el mercadillo de los domingos? ¿Cuál es nuestro público? ¿Qué tipo de gente queremos que nos compre?

En definitiva, para empezar yo diría que los expositores deben luchar con la organización de Ifema por conseguir una mejor ubicación del stand lejos de marcas tipo bazar chino y a ser posible haciendo piña con las marcas “no-chinas”. Si no, su imagen quedará si no dañada sí comprometida tras la participación en el Salón Look.

Para un comercial
Existen expositores novatos en el Salón Look que cuelgan el cartel de “se buscan distribuidores”. Son los menos, pero haberlos, como las meigas, háilos.
En vista de que la feria es gratuita, un comercial no pierde nada por ir a dar una vuelta y ver si puede ampliar su cartera de firmas con las que trabajar. Además, te dan gratuitamente el periódico del día en la puerta.

Para nuevas marcas
El Salón Look puede haber sido muy decepcionante para los expositores noveles, sobre todo para los que habían diseñado el stand y organizado recursos para hacer de la feria lo que les dijeron que era: una feria profesional y no una tienda de un centro comercial.

Sin embargo, una feria es siempre un escaparate y, por tanto, una buena ocasión para darse a conocer, en este caso al público particular. Ese es el modo en el que las nuevas marcas deben enfocar su participación en el Salón Look.

Para el consumidor particular-bloguera: ¿me gustó?
El Salón Look, a pesar de todo, es uno de esos eventos que se disfrutan antes, durante y después de la visita por varios motivos:

  • Porque es una excusa excelente para quedar con otras blogueras y personas interesadas por este mundo. Se pasa realmente bien. Muy, muy bien. Una se siente muy a gusto entre personas que hablan el mismo código.
  • Porque una le pone cara a las marcas con nombre y apellidos y consigue captar de una forma más fiel su filosofía, sus intereses, su cultura, el mensaje que, a través del color, las formas, en definitiva de la estética, nos quieren transmitir. Esto es fundamental para una bloguera, sí, pero también para alguien interesado en el sector.
  • Porque se consigue (a trompicones) captar posibles sinergias con otros sectores de nuestro interés como la moda.
  • Por los descuentos en esas pocas marcas-marcas que están y que realmente te interesan, aunque, seamos sinceras, buscándolas online se pueden encontrar incluso más baratas.
  • Cambias el chip sofisticado y chic del stand de Essie por el de urraca mode on en el bazar chino en cero coma. Y esto a una potinguera, y para más inri maruja, le hace estar a una en su salsa.

Por tanto, sí: volvería. Pero volvería a ser muy pero que muy comedida en las compras. Y, por supuesto, no pagaría por la entrada.
No creo que merezca la pena ni eso ni pagar un billete de AVE para venir al Salón Look. Ojo, como potinguera. Como profesional de la peluquería probablemente merecería la pena.

Maru dixit. Y ahora, que me lluevan las críticas…

¡Besos marujiles!

PD: a propósito... Si os mola el blog podéis votarme en los premios Bitácoras 2013. En el menú lateral he puesto un enlace. ¡Gracias!

Las manicuras de los videoclips de Rihanna.

Rihanna es conocida por sus canciones, sus cambios de peinado y... por aquello a lo que vamos hoy: sus uñas. Hoy os traigo un repaso a las manicuras de los videoclips de algunas de las canciones más conocidas de Rihanna. Allá van.

En general, Rihanna ha apoyado la recuperación de la moda por las uñas con forma almendrada que tanto se llevó hace unas décadas (mi madre es fiel a este estilo), formando en ocasiones una almendra más picuda. Lo que se conoce por manicura stiletto.

Diamonds.
Manicura con forma stiletto natural, sin pintar. Como mucho llevará una capa de brillo transparente que consigue igualar el aspecto de la superficie de la uña.




What's my name?
De nuevo una manicura estileto pero en dos tonos según la escena del videoclip: un rojo anaranjado casi neón  para cuando conoce al chico y las escenas en las que Rihanna se marca unos bailes y un azul celeste tendiendo al lavanda, que luce en el videoclip en los momentos de intimidad con su pareja. En el segundo caso, conjunta sombra de ojos y laca de uñas, queda muy bonito.




Only girl in the world.
Las manos no son protagonistas en este videoclip, pero es otra stiletto nude.


Esta es la portada del disco LOUD, con un estilismo que cuadra con el de la canción Only girl in the world. Aquí se ven mejor las uñas.



Man down.
De nuevo una manicura stiletto pero en un nude más marroncillo.




Where have you been?.
En esta canción Rihanna lleva dos manicuras. La primera es muy original, ya que imita en tono (blanco cremoso) y en forma los pendientes que lleva. La segunda es un borgoña mate con abalorios dorados cuadrados.




Please don't stop the music.
La oscuridad del videoclip no permite apreciar la manicura con detalle, pero se trata de una manicura más corta y redondeada que parece lucir un verde metalizado o un dorado, según se mueva. Apostaría por un tono tipo Peridot de Chanel.






Stay.
Una canción emocionante e intimista con una guapísima Rihanna sin una gota de maquillaje. Eso sí, lleva unas uñas largas, cuadradas en un blanco cremoso. Y muchos anillos, incluso algún "midi ring" (esos que están de moda, que parecen a medio poner).




Unfaithful.
Manicura más corta que la anterior en un tono nude rosita para contar una historia de infidelidades.





California King Bed.
Pelirrojo en el pelo y en las uñas. Manicura stiletto rojiza con millones de purpurinas. ¡El anillo me parece precioso!



Take a bow.
Manicura limpia, cuadrada, blanco cremoso. El reloj es un Piaget, a saber lo que habrán pagado por aparecer en un videoclip de Rihanna.


Umbrella.
Otra canción con escenas oscuras que apenas nos deja ver look uñiles. El que más destaca es el que lleva Rihanna al comienzo en un estilo capitán Garfio. Entreveo una cadenita colgando de una uña, hace tiempo vi que en postizas largas hay quien hace un agujerillo y cuelga un zarcillo. Para gustos los colores.


You da one.
De todas las manicuras de los videoclips de Rihanna esta fue la que más impactó a las potingueras y aficionadas al nail art. Horrible lo de los brillantitos en los dientes, pero lo que es la manicura es de lo más original: triángulo negro sobre fondo blanco opaco.





Me ha gustado redescubrir a Rihanna en muchas canciones que me gustan y que no sabía que fueran de ella. Los videoclips, todos, cuentan una historia, en ocasiones llenas de violencia, en otras de pasiones, altas y bajas. He apreciado también sus cualidades como actriz. Se me hace un personaje interesante, con una historia personal que contar más allá de su fama y de gritos histéricos de quinceañeras. Alguien a quien seguiré la pista. ¡Y encima es potinguera!

Súper fan.

¡Besos marujiles!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...