Cómo eliminar la celulitis con ingredientes naturales (o al menos plantarle batalla)

03 mayo 2017

El verano está a la vuelta de la esquina y se nota en el blog. Salimos de nuestra crisálida invernal (al estilo del anuncio de Ikea) y... el espejo nos delata. Está habiendo un repunte de visitas en el artículo que escribí sobre el método de entrenamiento BBG de Kayla Itsines y me escribís preguntando por cremas anticelulíticas o reductoras. Hemos tenido todo un año para cuidarnos pero... en fin, todos somos humanos. Así que hoy daremos un repaso a los ingredientes que pueden ayudarnos a eliminar la celulitis o al menos a plantarle batalla, aquellos que deberíamos buscar en los productos anticelulíticos que usemos. Pero antes aclaremos unos conceptos:

Qué es la celulitis

Lo primero de todo, me gustaría aclarar a qué me refiero cuando hablo de celulitis. Siendo estrictos con el lenguaje, celulitis es una inflamación de la estructura de la piel debida a una infección y cuando esto sucede hay que ir al médico. Créeme: dolerá lo suficiente como para tener que ir. Sin embargo, se suele "prostituir" dicho término médico para hablar de algo muy mundano y que dista de tratarse de una enfermedad: la piel de naranja.

La celulitis de la que hablaremos hoy es de la segunda y es "simplemente" un "problema" estético. Está causada por la acumulación de grasas, agua y toxinas en capas profundas de la piel y hace que empeoren la circulación de la sangre y el drenaje linfático, sistemas que precisamente son la vía natural para eliminar los desechos del organismo, provocando un efecto "pesadilla pescadilla que se muerde la cola". Y como consecuencia de lo anterior, se forman esos hoyuelos socialmente antiestéticos que todas odiamos y que tanto dinerito le dan a las casas cosméticas.




Aunque no se trate de una enfermedad, tampoco está de más conocer el origen de la propia celulitis. En este sentido sí cabe pensar que no está de más comentarlo con el médico, pero no porque se trate de una enfermedad en sí.

Hay muchos factores que influyen en el desarrollo de la celulitis y algunos de ellos están fuera de nuestro control, como son los factores genéticos y hormonales. Otros factores sí los podemos controlar, como alimentarnos correctamente, hacer deporte, beber agua, evitar el tabaco y el alcohol o utilizar productos cosméticos anticelulíticos.




Atención SPOILER: "portándonos bien" y adoptando todos estos buenos hábitos lograremos una mejoría (en el aspecto de la piel de naranja y en nuestra salud), pero no una desaparición total y por siempre de la celulitis. En este sentido podemos hablar de que se trata de una guerra perdida de antemano.

Sin embargo, sí tiene sentido presentarle batalla a la celulitis, porque implica emprender un camino de buenos hábitos que nos llevará a una mejoría estética y de nuestro estado de salud en general. Así que... ¡a por ella!


Las cremas anticelulíticas

Con esto de que la sociedad de hoy en día ha castigado (estéticamente hablando) la piel de naranja, las casas cosméticas se afanan presentándonos "cremas milagro" contra la celulitis. Desengañémonos: la crema anticelulítica perfecta no existe, sobre todo si nos limitamos a aplicárnosla sin cambiar nuestros hábitos por otros más saludables.

Pero pongamos que sí lo hacemos, que corregimos nuestra alimentación, que dejamos de lado el alcohol y el tabaco, que empezamos a hacer deporte y cumplimos con los consabidos dos litros de agua al día. Ahora sí tiene sentido utilizar una "ayudita cosmética". ¿Y qué ingredientes naturales son los que tenemos que buscar en nuestras cremas anticelulíticas? Estos:

Qué ingredientes naturales tienen que tener las cremas anticelulíticas

Seguro que hay muchos otros, pero estos son los más habituales:

 Cafeína: estimula la eliminación de las grasas y tiene un efecto drenante, de ahí que sea un ingrediente clásico en las cremas anticelulíticas. Además, mejora la circulación sanguínea, algo que ya habíamos visto que con la celulitis empeora. De ahí que también se utilice en los contornos de ojos, para reducir bolsas y ojeras.

 Extracto de centella asiática: es una planta con propiedades diuréticas, lo que ayuda a movilizar las grasas, líquidos y toxinas que se acumulan en capas profundas de la piel dando lugar a la celulitis. Además activa la circulación de la sangre y estimula el sistema linfático.




 Extracto de fucus: es un alga que se encuentra en varias partes del mundo, entre ellas en las costas gallegas. Por su contenido en potasio ayuda en la eliminación de líquidos y tiene un efecto antiinflamatorio del tejido adiposo, por lo que es útil para combatir la celulitis. Como todas las algas, mojadas incrementan su volumen de forma espectacular, por lo que a menudo la encontramos también en pastillas para controlar el apetito. Su empleo para tratar la obesidad también se debe a que estimula la tiroides y el metabolismo basal.

 Extracto del castaño de Indias: mejora la circulación gracias al contenido de escina de sus semillas (de las que se saca el extracto) y favorece la eliminación de líquidos.

 Extracto de rusco: otro vegetal que se usa para los problemas relacionados con la circulación. Así, también se usa para la cuperosis o rojeces. En cuanto a la celulitis la conbate además de mejorando la circulación, por sus propiedades drenantes, depurativas, antiinflamatorias,...

 Extracto de hiedra: sí, sí, ese arbusto trepador que vemos a menudo en los jardines tiene efectos vasodilatadores mejorando la circulación. Ahora bien, al ser tóxica siempre debe tener uso externo (a menos que haya un médico detrás). Esta planta me da más respeto, ya que he leído que la hederina (uno de sus compuestos) es vasoconstrictora en dosis altas (es decir, que si nos pasamos hace el efecto contrario).

 Extracto de té verde: últimamente me he hecho adicta a las infusiones de té verde y desde el segundo día he empezado a notar lo diurético que es. Mis días se reducen a un ir y venir del baño. Tiene un gran poder antioxidante, por lo que para la piel en general y la celulitis en particular (por lo que favorece la eliminación de líquidos y toxinas) va genial.




 Extracto de fenogreco (conocido también como alhova): es una planta habitual en los campos de trigo y se viene usando desde hace siglos en las cocinas tradicionales de varias partes del mundo (ya sea como especia, sus semillas, sus hojas,...) Tradicionalmente se le confieren propiedades digestivas y galactogogas (favorece la subida de la leche materna). También se usa como suplemento para controlar el colesterol y diabetes. En la actualidad están estudiándolo en tanto que puede ser útil en la lucha contra el cáncer. En cuanto a la celulitis, ayuda a drenar.

 Extracto de mirtillo: los mirtillos están llenos de antioxidantes y tienen propiedades para mejorar la circulación sanguínea: de ahí su utilidad para luchar contra la celulitis.

 Aceite de almendras dulces: de todos los aceites vegetales este es el que más veces se nombra cuando se habla de luchar contra la celulitis. Por ahora no he encontrado el motivo real por el cual se le suponen propiedades contra ella. Sin embargo, lo dejo en este listado por lo siguiente: todos los aceites vegetales (girasol, almendras, oliva,...) van genial contra la celulitis en cuanto que permiten masajear durante largo tiempo la piel, la nutren dándole una mejor apariencia y porque en ellos se pueden disolver aceites esenciales que sí que tienen actividad específica contra la celulitis y que no (¡nunca!) se pueden aplicar directamente sobre la piel. La idea es echar una o dos gotas de aceite esencial en cada masaje, no más (o corremos el riesgo de irritar la piel). Los aceites esenciales más efectivos en este sentido son: de limón, geranio, enebro, ciprés, lavanda, naranja amarga, romero y menta.

 Vitaminas: la A participa en la síntesis del colágeno, la E es el antioxidante por antonomasia, la C también es antioxidante y combate los radicales libres,... En general, las vitaminas ayudan a tener una piel más sana y resistente, lo que se traduce en que la piel de naranja se haga menos evidente.

 Mentol: el mecanismo en el que el mentol puede ayudar a combatir la celulitis es curioso. No sé si habéis probado alguna vez alguna crema para piernas cansadas. Habitualmente contienen mentol, que al contacto con la piel da una sensación de frío muy refrescante. Pues bien, en 2014 un grupo de médicos investigadores de la Universidad de Padua (Italia) descubrió el mecanismo por el que se activaban los tejidos adiposos al contacto con el mentol, con la intención de generar calor. Engañamos al organismo haciéndole pasar frío de forma localizada y se pone a gastar grasa para producir calor. Podéis leer el resumen de la publicación de la investigación en la revista "Molecular and Cellular Endocrinology" aquí. Nota mental: traducirlo, completarlo con las notas de prensa que salieron en aquel entonces y contároslo con más detalle en un post, porque la verdad es que es un hallazgo sorprendente. En resumen: no usaré la crema para piernas cansadas sólo para las pantorrillas ;)

Cosas a tener en cuenta con los ingredientes de los cosméticos anticelulitis

Aparte de tener en cuenta lo habitual en un cosmético (una formulación respetuosa con la piel y el medio ambiente, por tanto sin derivados del petróleo, siliconas, etc) hay que tener en cuenta que algunos de los ingredientes naturales que os he mencionado y que se suelen utilizar en las cremas anticelulíticas estimulan la tiroides o no son adecuadas para usar durante el embarazo. Si esa es tu situación, consulta con un médico antes de empezar a usarlas.

Ten en cuenta que los ingredientes que he comentado deberían encontrarse en una proporción suficiente para que efectivamente hagan algo por nuestra piel. Las listas de los ingredientes cosméticos de los productos van ordenadas de mayor a menor presencia de los ingredientes en la fórmula, de forma que no sirve de nada que estos ingredientes clave en la lucha contra la celulitis se encuentren al final. Vigilad que se encuentren en la primera mitad de la lista o al menos delante de los ingredientes que sabemos que están en las fórmulas en cantidades mínimas, como los perfumes y los conservantes. La excepción la constituyen los aceites esenciales, que suelen ir al final de las fórmulas.


Además de los ingredientes, lo importante en los cosméticos anticelulíticos es su aplicación: ser constantes e insistir con el masaje. Es más, yo diría que el masaje es incluso más importante que la crema en sí. El masaje circular ascendente es fundamental ya no sólo para que el producto penetre en la piel sino per se. No es de extrañar que en los centros de belleza haya masajes específicos para tratar la celulitis, y es que el masaje hace mucho.

En este sentido, y como os he comentado antes, hay texturas que ayudan más que otras. Van muy bien los productos aceitosos o las cremas que tardan en absorberse. Pueden ser latosos de aplicar, pero en este caso realmente necesitamos un producto que tardemos en aplicarnos, en el que tengamos que emplearnos a fondo.

De ahí que usar exfoliantes corporales sea también un remedio efectivo, por lo que nos obligan a masajear la piel. Hace un tiempo publiqué la receta del exfoliante anticelulitis de café, igualito al de la marca Frank (sólo que hecho en casa sin gastarnos un duro). Varias lo probásteis y me comentásteis que os había gustado un montón, que os dejaba la piel suave y tonificada: ¡anímate a hacerlo!




Sobre todo no te agobies. Tener celulitis es algo común (lo raro es no tenerla). Luchar contra ella es positivo en cuanto que hacerlo implica cambiar hábitos y mimarnos más, lo que redundará (sí, también) en nuestro aspecto, pero sobre todo en nuestra salud.

Y eso sí que es lo más importante.

¡Pasad buen día!

La historia de Ella Woodward: comerse la vida a bocados (Deliciously Ella)

02 mayo 2017

Hoy os traigo un post diferente, que no sigue la temática habitual del blog. O bueno, sí que la sigue, en el sentido de que lo que quiero transmitir con él es un estilo de vida sano y más natural. Ayer me topé con una historia sorprendente, la historia de una chica que se llama Ella Woodward y quiero compartirla con vosotros en el post de hoy.


Ella Woodward Deliciously


Todo empezó cuando estaba buscando una receta en Youtube. No sé cómo llegué al canal de cocina "Deliciously Ella" y vi un par de sus recetas. Me llamaron muchísimo la atención: eran rápidas de hacer, muy originales y muy sanas. Realmente sanas. Se me ocurrió que quizá esa chica tuviera un blog en el que estuvieran las recetas escritas con sus proporciones, por eso de tomar nota de alguna de ellas y hacerla en casa.

Efectivamente, Ella Woodward tiene una web... Y también tres libros publicados, su propia marca de snacks sanos, ha lanzado una app móvil, ofrece un servicio de catering y tiene tres restaurantes en Londres. Francamente impresionante dada su joven edad (¡24 años!)... ¿Cuál es su historia?

La historia de Ella Woodward

Hace unos años, allá por 2011, Ella apenas salía de la cama. Tenía fatiga crónica, problemas digestivos, taquicardias, dolores de cabeza... y tenía una extraña dolencia por la que su sistema nervioso era incapaz de regular correctamente su presión arterial. Se le diagnóstico una enfermedad rara (Síndrome de Taquicardia Postural) y se le administraron medicamentos que no le funcionaron. Como no tenía nada que perder, decidió darle un cambio a su alimentación por ver si así mejoraba. Y en efecto, en dos años se curó.

Todos sabemos que una buena alimentación es capaz de prevenir enfermedades, pero curar una enfermedad rara son palabras mayores... Vaya, realmente es alucinante.

Ella Woodward Deliciously receta

Durante ese tiempo, y aún hoy, Ella ha compartido sus recetas y su camino hacia la curación en su blog "Deliciously Ella" y en su canal de Youtube. Más tarde vinieron los libros, la app, los restaurantes,... Aunque no mucho más tarde, porque hablamos de que todo esto ha sucedido en los últimos 5 años.

La alimentación de Ella es vegetariana, sin trigo ni azúcares refinados. De todos modos, Ella comenta que ella come así porque es el tipo de alimentación que le ayudó a curarse, pero que su intención no es hablar de dietas, prescribir la suya como la mejor ni hablar de restricciones, sino simplemente "celebrar lo que se puede hacer con deliciosos ingredientes vegetales". Esto me parece genial, cada uno tiene que buscar el tipo de alimentación que realmente le reporte salud, sin hablar de dietas, restricciones,... La propuesta de Ella no resta: suma.

Realmente me parece una historia de superación sin igual. Me fascina cómo Ella decidió, desde su cama, no rendirse, hacer algo por mejorar su situación. Al menos intentarlo. Me alegro muchísimo de que la vida se haya "portado bien" con ella, que haya "premiado" con éxitos su esfuerzo y generosidad compartiendo su recorrido con los demás. Y finalmente, su historia no hace sino que yo tenga aún más ganas si cabe de hacerme con uno de sus libros y de probar sus recetas. Es más, me voy a comprar uno ahora mismo. Amazon, ¡allá voy!

Ella Woodward Deliciously libro
"Deliciously Ella" libro en inglés aquí
libro en español aquí

Ella Woodward Deliciously libro every day

Ella Woodward Deliciously libro with friends

Ella Woodward Deliciously libro smoothies and juices


Post data: al final me hice con tres de los libros de Ella... El primero tenía pinta de ser especial. El segundo, de tener recetas rápidas, con ingredientes sencillos para todos los días. Y el tercero me parecía una gran idea: recetas sanas y "pintonas" para cuando se tienen invitados. Y se viene una época de muchas cenas en la terraza... Me dejé el cuarto, por eso de no pasarme... En Amazon, rebuscando, se pueden encontrar buenas ofertas. Así que próximamente: ¡recetas!

¡Feliz día!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...