Ingredientes a evitar en los esmaltes de uñas.

Hablando claro: los esmaltes de uñas, desde el punto de vista de lo eco, lo bio y blablabla, son una guarrada. Plastificantes, solventes,... Pintarse las uñas implica hacer la vista gorda. Pero puestos a elegir esmalte de uñas conviene evitar ciertos ingredientes dañinos. Las palabras "cáncer", "disruptores endocrinos" y demás aparecen frecuentemente al hablar de los ingredientes de las lacas de uñas. Palabras que no se deben escribir a la ligera y merecen que se documenten adecuadamente, así que me pongo a la tarea :D


ingredientes a evitar en esmaltes de uñas




Las lacas de uñas no se pueden hacer en casa con ingredientes naturales (más allá de jugar a añadir micas de colores a pintauñas transparentes) por lo que tenemos que comprarlas "ya hechas". Lo que sí podemos hacer es revisar su INCI (raras veces en el bote, a veces en las webs de la marca, la mayoría de veces un misterio) o confiar en aquellas marcas que declaran prescindir de los ingredientes a evitar. Porque alternativas, como las meigas, háilas.

Esmaltes "free"

Los esmaltes de uñas que no contienen ni formaldehído, ni tolueno ni dibutyl phthalato (DBP) son conocidos como 3 free. Un paso más allá lo representan los 4 free y los 5 free, que serían los que tampoco tienen en sus fórmulas uno o dos de estos ingredientes (además de los anteriores): tosylamida (resina de formaldehído, TSFR) y Camphor (alcanfor).


¿Por qué en los esmaltes de uñas hay ingredientes a evitar?

El daño más grave se da con la exposición prolongada a estos ingredientes (trabajadores de peluquerías, gente del sector de la pintura,...) o en situaciones en las que seamos más sensibles a ellos (embarazo, por ejemplo). Podemos pensar que "por un poquito no pasa nada" y, sinceramente, por un poquito, efectivamente no pasa nada. Pero: ¿por qué tenemos que tolerar que existan productos que contengan estos ingredientes? Lo que yo quiero usar son productos que vayan por la vida con la cabeza muy alta, no productos que me digan "te hago daño pero sólo un poquito".

Si esto fuera una relación, se llamaría maltrato. Te pego, sí, pero no todos los días. Sólo de vez en cuando.

Por otra parte, detrás de un consumidor comprando un esmalte nocivo hay una fábrica produciéndolos. Es cruel que, existiendo fórmulas alternativas, se someta a los trabajadores de las fábricas a manipular este tipo de ingredientes. Lo mismo vale para los profesionales de la estética y peluquería. De hecho, el de los peluqueros es un sector más que vulnerable al cáncer (el de vejiga, por ejemplo).

Como os comentaba, no quiero teneros media hora leyendo cosas poco fundamentadas ni mucho menos hacer un uso indiscriminado de palabras tan serias como lo es el cáncer. Me pone negra leer aquí y allá "esto da cáncer" sin que me digan quién dice eso. Voy a recurrir a la IARC.



¿Qué es la IARC?

La Organización Mundial de la Salud cuenta con una agencia especializada en la investigación sobre el cáncer, la International Agency for Research on Cancer (IARC). Una de las funciones de esta agencia es clasificar las sustancias según su relación con el cáncer, por lo que haré referencia a dicha clasificación. Sólo tienen clasificados unos pocos cientos de ingredientes, pero es buen punto de partida. Link de la clasificación más actualizada de la IARC (van engrosándola poco a poco).


Formaldehído

Es un gas que se usa como conservante y que normalmente va diluído (la solución es el formol o formalina). Se añade a los productos para las uñas porque proporciona dureza. Por eso está tanto en lacas de uñas como en productos de tratamiento como bases y top coats, endurecedores,...

Irrita ojos, nariz, garganta y la piel, y el contacto con este ingrediente provoca dermatitis. Esto lo saben los estudiantes de medicina, por ejemplo. Lo grave de este ingrediente es su vinculación con el cáncer. Según el IARC, entra dentro del grupo 1. Es decir: es carcinógeno en humanos. Tal cual, sin atenuantes. Por si queréis leer más sobre este ingrediente os dejo el link a un artículo de la Organización Mundial de la Salud sobre el formaldehído (data de 2011, pero es bastante completo).

Podríais pensar que un ingrediente como el formaldehído, grupo 1 de la IARC, está prohibido, ¿verdad? Pues no. Más abajo retomo este punto.

Por otra parte, hay cosméticos que lo que incluyen son sustancias que liberan formaldehído como la hidantoina, el quaternium 15 o diazonilidil urea. ¿Os acordáis de la polémica con las cremas del Mercadona? Venía porque dos de sus ingredientes juntos podían generar formaldehído.



Tolueno

Se usa en las lacas de uñas como solvente, para suspender en la laca los pigmentos consiguiendo un líquido uniforme (seguro que os ha pasado a veces con algún esmalte que se separa: liquidillo "claro" arriba, líquido denso pigmentado abajo. ¿Solución? Agitar la botella). Estar expuestos a él irrita ojos y garganta, pudiendo dañar los pulmones y el sistema nervioso y causar daños al feto (un resumen fácil de leer).

En cuanto a su vinculación con el cáncer, el tolueno tal cual está en el grupo 3 de la IARC, es decir que no es clasificable como carcinógeno (aunque no llega a ser del grupo 4). Sin embargo, en ocasiones el tolueno no va "tal cual" (para entendernos) sino que se len cosas como Butylated hydroxytoluene (BHT) o 2,4-Diaminotoluene (entre otros noséqué-toluene) y que van oscilando del grupo 2A (probable carcinógeno) al 2B (posible carcinógeno).

Las leyes europeas lo prohíben (salvo en tintes para el pelo). En EEUU es un ingrediente permitido. En México la situación es alarmante, ya que los jóvenes lo inhalan a modo de droga alucinógena. Lo narra El Universal, uno de sus principales periódicos.


Dibutyl phthalate (DBP)

Hace que la laca de uñas no se descascarille pronto, logra que el producto "se pegue" a la uña.

Causa daños en el desarrollo de tipo reproductivo en humanos (link a un estudio de un equipo de investigadores noruegos) y cáncer en animales de laboratorio.

De todos modos, lo más novedoso en la investigación sobre el DBP lo he encontrado aquí. Tan novedoso que no es material definitivo sino un borrador de Enero de 2015 elaborado por una Agencia del gobierno estadounidense, en concreto de la EPA (United States Environmental Protection Agency). Lo bueno es que pone mil links a estudios científicos de verdad (no a bulos de internet) para que sigáis leyendo sobre los efectos del DBP en animales de laboratorio y humanos.

La Directiva 76/768/CEE (¡ya en 1976!) prohibió este ingrediente. Dicha directiva tuvo un sinfín de modificaciones, trasposiciones a las legislaciones locales de cada país miembro... Finalmente, fue sustituida por el Reglamento 1223/2003, que entró en vigor en Julio de 2013. Es el mismo Reglamento del tema de la experimentación animal en cosméticos en la UE. Si nos vamos al Anexo, podemos ver en la página 45 que el DBP está prohibido, sin excepciones.

Ya que hablamos de legislación europea... ¿Recordáis que hace unas líneas os dije que el formaldehído formaba parte del grupo 1 de la IARC? Pues bien: aunque el Reglamento de la UE lo lista al principio dentro de los ingredientes prohibidos, más abajo el mismo documento permite que esté en los cosméticos como conservante (lo podéis ver en la página 135) y en los productos para uñas (página 75) aunque no sea como conservante (por ejemplo para dar dureza como os decía). Es decir: la OMS nos dice que es carcinógeno, del grupo 1 (ni 2A ni 2B ni 3 sino 1). ¡Y la UE coje y permite el formaldehído! Estupendo y maravilloso todo.

Resina de formaldehído (tosylamida, TSFR)

Se trata de un polímero fruto de la reacción entre toluenosulfonamida y el formaldehído. Uno de los ingredientes base de los esmaltes de uñas es la nitrocelulosa, que es muy dura y puede llevar a que el esmalte se descascarille. La tosylamida hace que el producto sea más flexible, dando además brillo.  Lo mismo que el DBP, logra que el pintauñas permanezca "pegado" a la uña más tiempo.

El ingrediente en sí está permitido. Mientras que de los otros ingredientes sí que he encontrado información contrastada fácilmente (médica, no bulos), de este no (más allá de algo relacionado con la dermatitis de contacto). Creo que la alarma está en que, al proceder de una reacción en la que interviene el formaldehído, podría contenerlo de forma libre, con los daños reportados más arriba.

Si alguien nos puede iluminar, bienvenido sea.


Camphor (alcanfor)

Es un ejemplo de un ingrediente natural con el que hay que tener cuidado. De hecho está prohibido desde los '80 en Estados Unidos vender productos con más de un 11% de alcanfor en la fórmula. En dosis pequeñas es antiséptico, analgésico, se usa como filtro solar,... En el otro extremo, una alta exposición a alcanfor puede llevar a mareos, pero sobre todo es peligroso si se ingiere. Especialmente si quien lo ingiere es un niño, basta una pequeña cantidad de alcanfor para tener consecuencias fatales. Que a ningún niño se le ocurra meterse en la boca Vicks Vaporub. Podéis leer más sobre el tema en cualquiera de los links a los que enlaza este documento del NIH (US National Library of Medicine). También cuenta lo del Vaporub. Una niña, una cucharada del Vaporub y 21 horas en coma.

El mencionado Reglamento europeo permite derivados de alcanfor usados como conservantes.

Y otros dos hasta el 7-free

Que un esmalte sea 5-free no significa que no sea cruelty free, es decir, libre de crueldad animal. En principio, en Europa estamos algo más tranquilos desde que entró en vigor el Reglamento1223/2003 pero tened en cuenta una cosa: todos los cosméticos que se comercializan en China tienen que testarse, por ley, en animales. Por tanto, evitad lacas de uñas (y en general todos los cosméticos) que sepáis que se venden en China (de la familia L'Oreal, por ejemplo). En Europa quizá no suceda, pero en algún lugar de China dad por hecho de que están sometiendo a los animales a torturas indecibles bajo el lema "Porque yo lo valgo". ¡Claro que sí! Con dos coj**** y un palito.

Y el séptimo ingrediente son... los parabenos. Creo que ya se ha hablado mucho de ellos y de su relación con el cáncer, en concreto con el de mama.

Una marca que ofrece esmaltes 7-free es Pacífica. En España no sé dónde los venden. Se pueden conseguir online en Vitacost. De hecho, tengo uno de camino, os lo enseñaré en cuanto llegue. iHerb comercializa la marca pero no los esmaltes de uñas (por ahora). En el lateral del blog os pongo un link de descuento para Vitacost.

esmaltes de uñas free

¿Esmaltes con agua?

Un paso más allá lo suponen los esmaltes que contienen agua como solvente. Su duración no es tan alta como los demás. Además, no es tan frecuente verlos en tiendas.


Y después de unos días... toca quitarse la laca de uñas

Los quitaesmaltes tradicionales son los de acetona, aunque también los hay sin acetona. Los de acetona son más efectivos, sobre todo si lo que hemos usado es un esmalte con glitter.

Los quitaesmaltes sin acetona normalmente tienen como solvente el ethyl acetato, que se obtiene haciendo reaccionar alcohol etílico (etanol) con ácido acético (reacción llamada esterificación).

Existen otros quitaesmaltes sin acetona aún más suaves, formulados con d-limoneno (deriva de las naranjas), ethyl lactato (viene del maíz), methyl soyato (del aceite de soja) o con carbonato de propileno. Ahora, que con ellos hay que frotar más.

Los quitaesmaltes sin acetona son preferibles, aunque por lo general hay que insistir más con ellos. La acetona seca la uña (sí, la uña también se seca) y la piel con la que entra en contacto. Además, su olor irrita los ojos y las vías respiratorias. Por eso deberían usarse en lugares bien ventilados y sin frotar la uña en exceso. Para ello lo mejor es impregnar un algodón, ponerlo firmemente sobre la uña unos segundos y después deslizarlo por la uña hacia fuera, arrastrando el esmalte.

¿Mi método favorito? El de los tarritos de quitaesmalte en esponja. Quitan el esmalte rápidamente (menos tiempo que la uña sufre la acetona). Después me lavo bien las manos y nunca falta una buena crema. Personalmente prefiero los tarritos a usar quitaesmaltes de acetona o sin acetona pero pasarme media hora con ellos.


¿Qué podemos hacer?

  • Pintarnos las uñas menos a menudo. Las uñas necesitan un descanso.
  • Prestar especial cuidado en que las bases de uñas sean de calidad (free). Son el producto que está más en contacto con la uña.
  • En internet existen varias listas de marcas de esmaltes "free". Sin embargo, creo que lo más adecuado sería revisar los INCI de los esmaltes que tenemos por casa o que vayamos a comprar. Las listas podrían no estar actualizadas o ser incorrectas.
  • Llevar nuestros propios esmaltes de uñas cuando acudamos a un salón a hacernos la manicura. No todas las marcas de esmaltes profesionales son "free", aunque poco a poco va calando el mensaje. Por ejemplo, antes no era para nada free, pero Masglo anunció a finales de 2014 que empezaba la fabricación de esmaltes 4-free.
  • Buscar una buena ventilación al aplicar productos para las uñas, ya sea en casa como en los salones de belleza.
  • En caso de estar embarazada o tener niños pequeños conviene limitar el uso de esmaltes y, en todo caso, optar por las versiones menos dañinas.
¡Espero que os haya sido de interés y utilidad!
¿Vuestros esmaltes son free? ¿Cuáles utilizáis?

¡Besos a todos y todas!

13 comentarios:

  1. Me parece un tema más que interesante del que, a menudo, se encuentra poquísima información. Ojalá Masglo se anime con esa línea (es una marca relativamente fácil de encontrar) y espero que pronto nos hables del que has comprado tú.
    BESOS!!

    ResponderEliminar
  2. Qué entrada más interesante!!! He aprendido un montón de cosas nuevas gracias a ti... la verdad es que ahora, después de leer todo esto, también estoy un poco más indignada que de costumbre, hay cosas que me ponen de muy mala leche!!

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
  3. Joe, no sabía que el alcanfor era malo. Me he acordado de los bálsamos carmex que lo llevan en sus ingredientes ¿serán malos para la salud? Al ponerlo en los labios quieras o no poco a poco te irás comiendo un poco ¿no?.

    Sobre el tolueno lo he visto bastante en esmaltes essence, que se separa el liquidillo, y en los de los chinos prácticamente en todos.

    Vaya post mas currado, contigo siempre se aprenden cosas nuevas.

    Yo últimamente, por pereza mas que nada, me pinto menos las uñas, así que por lo menos me curo en salud jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me lo he leído enterito, y cada vez me queda más calro que, si hay pasta por medio, se pasan la ley por el rco de triunfo, que total, el consumidor es tonto y no se entera, y compra aunque se ponga enfermo lo que nosotros queramos y aprobemos. De vergüenza.

    Yo los que más uso son los de Isadora, Douglas, Cazcarra, Anny, Flormar y Mavala, aunque no le suelo hacer ascos a casi nada.
    Los de los bazares dejé de comprarlos hace tiempo, pero me chocó mucho cuando vi un análisis tipo 3-free, 5-free de sus composiciones, y había algunos esmaltes de estos que les daban 100 patadas a otros mucho más caros en cuanto a ser menos dañinos los de bazar.

    Yo suelo acordarme del tolueno, DBP y el formaldehído cuando me da por mirar la composición las pocas veces que lo leo, pero el resto, se me escapa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. En la perfumería Muro de Logroño compro esmaltes de Organic Glam que son muy muy free. ..

    ResponderEliminar
  6. Olé, olé y olé. "Peazo" post, sí señora. Si no sé por qué me quedo por aquí... XD

    Otra marca interesante (creo que 5-free) es Kuree Bazar. No la he usado pero mis referencias son fantásticas...

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Fantástico, ¡por un mundo libre de petróleo!

    ResponderEliminar
  8. Sigo bastante pez con este tema así que agradezco que nos informes, aunque no suelo abusar de pintarme las uñas, va un poco por temporadas, y es cierto que no pongo demasiado cuidado en lo que llevan (mal por mi).

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Un post muy interesante, la verdad es que nunca me había planteado que de cosas dañinas podía traer un esmalte de uñas. Gracias por tu aportación
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. A favoritos que va... me he quedado ojiplática porque de este tema no tenía ni idea a parte del tolueno. Ya no sé ni qué hacer, pero está claro que apostaré por Masglo más a partir de ahora.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Genial el post! Yo soy muy fan de Masglo y siempre los utilizo. Son unos esmaltes geniales, cuidan la uña, duran un montón y encima ahora son 4free. Yuju!!!

    Un beso guapa!

    Noemí.

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante el post. !!! y qué fuerte lo del vicksvaporús!!! habrá que tener cuidado, con lo que me gusta...

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por la información! Desde que leí tu post intento buscar esmaltes 4 o 5 free. Pero hace poquito he encontrado un centro de belleza ecológico en Getafe donde trabajan con esmaltes 7 y 8 free, estoy encantada!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! ^..^
Nota: por favor, no pongas enlaces en los comentarios... ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...