Colección Cupcake de Kiko, Pineapple: un esmalte de uñas diferente.

Hace un tiempo organicé un zafarrancho de combate limpiando el baño (algo os mostré por Instagram). Tiré un montón de productos caducados y cosas a las que ni les daba uso ni se lo iba a dar nunca. También rescaté los esmaltes de uñas, que no usaba desde hace bastante tiempo. Entre ellos, salvé del olvido el tono Pineapple de la colección Cupcake de Kiko. Puede que el esmalte en cuestión ya ni se venda, pero me ha parecido tan original que quería enseñároslo.


Esmalte Kiko Cupcake Pineapple
Esmalte Kiko colección Cupcake tono Pineapple

La colección Cupcake de Kiko salió allá por la primavera de 2014. Lo peculiar de la colección era que los esmaltes estaban llenos de una especie de pintitas de colores, que le daban un acabado rugoso, como si tuvieran por encima arena o azúcar (de ahí, quizá, lo de "Cupcake"). El tono Pineapple es de color amarillo pastel con pintitas naranjas y oscuras.

Hay que darse prisa al aplicar el esmalte: los gránulos hacen que se seque con rapidez, por lo que podemos pecar de engrosar demasiado la uña por no haber extendido bien el esmalte a tiempo.

Usando top coat se consigue, aunque sólo parcialmente, alisar la superficie de la uña, que se queda algo rugosa. No es molesto, pero sí se hace incómodo tocar el borde de la uña y que parece que está sin limar.

Esmalte Kiko Cupcake Pineapple
Esmalte Kiko colección Cupcake tono Pineapple
Por todo lo que os estoy comentando podríais pensar que no me gusta el efecto y en realidad no es así. Es distinto, veraniego y divertido y no resulta demasiado descarado a media distancia (lo voy a llevar mañana a la oficina sin más problemas). Simplemente es un acabado tan distinto a todo lo que había probado antes que tengo que acostumbrarme a él. Como cuando una sale de la peluquería tras cometer una locura, lo mismo.

En resumen:

Acabado divertido: ¡de vez en cuando apetece cometer una locurilla, sobre todo en verano! Cubre perfectamente en dos capas. Se seca rápido: hay que aplicarlo de forma ágil para evitar engrosar demasiado la uña. Aplicación fácil: los gránulos disimulan los posibles "rayajos" al no extender el producto homogéneamente. Esmalte sin ingredientes dañinos. Mejor sellarlo con un top coat de acabado brillo... claro que esto va a gustos. El top coat no logra alisar la superficie de la uña. Pero para eso queríamos un esmalte de acabado rugoso, ¿no? Si tengo que elegir, creo que queda mejor en uña corta que en larga (aunque esta distinción creo que depende más del color que de los "efectos especiales" del esmalte).
Esmalte Kiko Cupcake Pineapple
Esmalte Kiko colección Cupcake tono Pineapple

¿Qué os parece? ¿Os hicísteis con algún esmalte con este acabado?
¡Buen día a todos!

5 comentarios:

  1. Pues feo no es, la verdad, pero no lo compré en su momento porque esa sensación que comentas me resulta muy extraña y cuando quiero algo divertido prefiero decorar con puntitos o algo así.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, yo tengo un par de Essence que queda así rugosito, como rasposo y no me gustó, más que nada, porque me da dentera quitármelo...ya sé que es raro, pero tenía que empapar a muerte el algodón, y ni así... Cada loco con su tema... se te ven unas uñas muy alegres.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tengo el mismo! Jaja. Es verdad que es rara la textura cuando te lo pones, pero es diferente y discreto.
    Un besitoo

    ResponderEliminar
  4. Conste que tengo ese en el mismo tono y en blanco y me encantan para hacer detalles de relieve en uñas, porque molan mucho, es un poco gotelé uñil, pero sobre un color bonito pintar flores con este tono queda precioso.

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! ^..^
Nota: por favor, no pongas enlaces en los comentarios... ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...