Cosmética casera: cómo medir los ingredientes

Todas nos hemos hecho una mascarilla de arcilla, mezclando los ingredientes "a ojo". Hay recetas cosméticas que no necesitan balanza de precisión ni ningún cacharro extraño. Sin embargo, cuando la cosmética casera se vuelve un hobby, la precisión al medir se vuelve una necesidad. Nuestras abuelas hacían jabón añadiendo la sosa "a ojo". Sin embargo no puedo hacer otra cosa que recomendaros que, si os animáis a hacer cosméticos en casa, os hagáis con una balanza de precisión. Incluso si tenéis una abuela cerca, ¡vuestra piel os lo agradecerá!



Usar balanzas de precisión para hacer cosmética casera

Entiendo que no todos tengáis una balanza de precisión en casa. Podríamos decir que hay dos tipos de cosmética casera DIY: aquella en la que no pasa nada por mezclar los ingredientes a ojo (por ejemplo para hacer una mascarilla facial, un exfoliante,...) y otra, más "profesional" (jabones, cremas caseras,...), que utiliza ingredientes como conservantes, antioxidantes, etc, en la que tener una báscula de precisión es fundamental.

Si encontráis recetas de cosmética casera por internet o en libros en los que se miden los ingredientes con cucharadas, mezclando unidades de volumen con las de masa, una de dos: o estáis frente a un cosmético del primer tipo o frente a una fórmula elaborada "de aquella manera". Yo no me fiaría mucho de ella, la verdad.

Realmente es complicado (e incluso peligroso) replicar la cosmética del segundo tipo, más compleja, sin disponer del instrumental apropiado. A menudo me escribís preguntándome que a cuántas cucharadas corresponden los 3 gramos que habéis visto en alguna receta cosmética. Esto no lo puedo saber, porque... ¿Cuántos gramos caben en tu cuchara? ¿Cómo es de grande? ¿Qué tanto la llenarás?

Para algunos ingredientes realmente no importa pasarse o quedarse corto, pero para otros la precisión es fundamental: para los conservantes, los antioxidantes (al menos hay que asegurar un porcentaje mínimo), para la sosa de los jabones (y en este caso sí que es mejor quedarse corto que pasarse),... Realmente lo suyo es hacerse con una balanza de precisión.



Los ingredientes de los cosméticos caseros se expresan en gramos... ¡incluso los líquidos!

Los ingredientes en polvo suelo pesarlos sobre un trocito de papel. Después uso el papel de ayuda para volcarlos en el recipiente donde esté haciendo el cosmético. El resto de ingredientes sólidos suelo pesarlos metidos en un cuenquito, en las tapas de los envases,... En cuanto a los líquidos... también se pesan, siendo preferible que para ello se introduzcan en el recipiente final donde se esté haciendo el cosmético.

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando empecé en el mundo de la cosmética DIY es que los ingredientes líquidos no se miden en unidades de volumen sino de masa. Es decir, que se hablaba, por ejemplo, de gramos de agua y no de mililitros. No se trata de un error sino que está hecho adrede, ya que así:

 Se minimiza el número de cacharros que se necesita tener para hacer cosmética casera. Los que tengáis como hobby la cocina sabréis de qué estoy hablando :D 
 Es más fácil replicar una receta cuya fórmula está expresada por entero en gramos que si combina unidades de masa y de volumen. Esto es porque usando jeringas, pipetas, etc siempre hay una merma de líquidos, que quedan adheridos en el instrumento.

De todos modos, usar unidades de masa para los líquidos no es un error: es simplemente que no estamos acostumbrados a hacerlo así. Nos solemos guiar por lo que ocupan (el volumen) y no por la masa. No se puede hacer una "traducción literal" de unidades de masa (ej. gramos) a unidades de volumen (ej. mililitros, quizá animados (me imagino) por el hecho de disponer de un vaso medidor en la cocina (porque si no, no me explico el interés, jejeje!). Esto se debe a que hay que tener en cuenta la densidad del líquido.

La densidad tiene su propia fórmula: se trata de un cociente cuyo numerador es la masa y cuyo denominador es el volumen. Si despejamos, la masa no es igual al volumen, sino que es igual a volumen multiplicado por densidad. Y por lo mismo, volumen es igual a masa dividido entre densidad.

La densidad del agua es 1 g/ML, por lo que es uno de los ingredientes (por no decir el único caso) en el que la masa es igual al volumen. Es decir, que es el único ingrediente para el que se puede utilizar el vaso medidor de la cocina o la balanza indistintamente. Sin embargo, esto no es así para el resto de ingredientes: el aceite de ricino (uno de los más densos) tiene una densidad de 0,951 g/ML. Por tanto, 100 gramos de aceite de ricino (que es como está expresado en las recetas de cosméticos caseros) son 95,1 ml.

Nota que el aceite de ricino, que como digo es de los más densos que hay, es con todo menos denso que el agua: por eso los aceites flotan en agua.

Existen excepciones con respecto a lo de medir los ingredientes líquidos en gramos:

 Cuando el fabricante indica las equivalencias en gotas. Esto sucede mucho con los conservantes o con la vitamina E. Por ejemplo, Aromazone indica que 1 ml equivalen a 32 gotas de vitamina E a temperatura ambiente (porque esa es otra: la temperatura ambiental afecta a la densidad y, por tanto, las gotas podrían contener más o menos vitamina E). 
 Las fragancias, que suelen indicarse en las recetas cosméticas en gotas. De todos modos, muchas veces estos ingredientes se incorporan a efectos aromáticos y, por tanto, se añaden "a gusto". 
 Lo mismo sucede con los aceites esenciales, pero en este caso hay que respetar la dosis, ya que un exceso de aceite esencial puede irritar la piel y sensibilizarla.


Tener en cuenta la tara

Hay algo que debemos tener en cuenta al pesar con nuestras balanzas y es la tara: de alguna forma hay que decirle a la balanza que pese el ingrediente y no el recipiente en el que se encuentra.

La forma de hacerlo es pesando el recipiente vacío e indicarle a la balanza que tome como cero dicho peso. Encontrarás más detalles de cómo hacerlo en el folleto de instrucciones de la propia balanza. De todos modos suele ser tan fácil como pulsar un botón. Y a continuación (ahora sí) hay que volcar el ingrediente en el recipiente. Así nos aseguramos de que efectivamente estemos pesando lo que nos interesa... y sólo lo que nos interesa.

Un repaso: cómo se miden los ingredientes al hacer cosmética casera


A modo de resumen:

 Existen cosméticos caseros para los que no se necesita balanza de precisión: mascarillas, exfoliantes,... Cosméticos sencillos y básicos. 
 Al hacer cosmética casera más "compleja" los ingredientes se deben pesan con la ayuda de una balanza de precisión. Os pongo el link, como veréis no son caras. 
 No se puede pasar directamente de unidades de masa a unidades de volumen. Hay que tener en cuenta la densidad. 
 En todo caso, usar unidades de masa permite replicar la receta con más precisión, ya que los instrumentos utilizados para medir volumen suelen generar más mermas de líquido que si éste se pesa (sobre todo si se hace en el mismo recipiente donde estemos realizando la fórmula). 
 Tener siempre en cuenta la tara al pesar.


Espero que el post os haya sido útil y sobre todo
haya aclarado el porqué de medir en gramos hasta el agua.

No he querido liar más diferenciando entre masa y peso:
sé que son conceptos distintos, pero he utilizado ambos indistintamente, tal y como se utilizan en la calle :D

¡Un besazo y animaros a adentraros en este hobby! 

5 comentarios:

  1. Como siempre te digo, te explicas de maravilla. Yo no me he lanzando a hacer cosmética más allá de las experiencias puntuales y más "a ojo" que comentas, para algo como una mascarilla o poco más. Pero obviamente, cuando hablamos de ciertos ingredientes - como en farmacia y en cocina, sin ir más lejos - la precisión es básica.
    Un besazo y gracias por tus posts didácticos, siempre son amenos e instructivos.

    ResponderEliminar
  2. Fabuloso post! Añoraba los post dirigidos a cosmética casera. Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Genial. Ahora me dices a cuanto equivale un cascaron en las recetas de mi bisabuela y lo clavas... fuera de coña, las balanzas son un must en la preparación de cosmética casera, igual que los vasos de precipitado con medidores.

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! ^..^
Nota: por favor, no pongas enlaces en los comentarios... ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...